La disciplina

11.gif

   Enseñar a un niño a comportarse de una manera aceptable es una parte esencial de su crianza. La disciplina varía con la edad y no hay una única manera de criar a los niños. Los psiquiatras de niños y adolescentes recomiendan seguir algunas reglas.

   Generalmente, los niños quieren complacer a sus padres. Los padres pueden integran este deseo de complacer a las actividades disciplinarias que les propongan a sus hijos.

   Cuando los padres demuestran su alegría y aprobación por algún comportamiento que les gusta, están reforzando el buen comportamiento de su hijo. Cuando los padres demuestran su desaprobación al comportamiento peligroso o desagradable del niño pequeño, tienen mayor posibilidad de éxito cuando el niño sea mayor.

   La forma en que el padre corrige el mal comportamiento del niño o adolescente es muy importante para el hijo. El padre no puede ser tan estricto que el niño o el adolescente no sienta el amor y la buena intención del padre.

   Los niños y adolescentes pueden hacer que sus padres se enfaden. Pero los padres deben tener control sobre sí mismos cuando están enfadados. Aunque un grito de “no” puede atraer la atención de un niño pequeño que está a punto de cruzar la calle, puede conseguir intranquilizar a un bebé que está llorando. Los niños mayores deben saber lo que se espera de ellos. Los padres deben ponerse de acuerdo y deben explicarle claramente las reglas al niño o al adolescente.

   En nuestra sociedad existen muchas culturas y maneras de criar los niños. Cada familia espera un comportamiento diferente de sus hijos.

   A un niño se le puede permitir ir y venir cuando quiera, mientras que a otro se imponen unos horarios fijos para volver a casa cada día. Cuando los padres y los niños no están de acuerdo en estas reglas, deben tener un intercambio de ideas que les permita conocerse mejor. Sin embargo, los padres son los responsables de establecer las reglas y los valores de la familia.

   Es más fácil evitar que un comportamiento indeseable empiece, que ponerle fin luego.

   Es mejor colocar los objetos frágiles o valiosos fuera del alcance de los niños pequeños que castigarlos por romperlos. Los padres deben estimular la curiosidad dirigiéndola hacia actividades tales como hacer rompecabezas, aprender a pintar o leer.

   Cambiar el comportamiento del niño puede ayudarle a obtener un mejor dominio de sí mismo, cosa que necesitará para ser más responsable y considerado con otras personas.

   El dominio de uno mismo o auto-control no tiene lugar de repente. Los niños pequeños necesitan que sus padres les guíen y apoyen para comenzar el proceso de aprender a controlarse. El auto-control acostumbra a comenzar alrededor de los seis años. Cuando los padres guían el proceso, el auto-control aumenta durante los años escolares. Los adolescentes pueden todavía experimentar y rebelarse, pero la mayor parte de ellos pasa por este período y llega a ser un adulto responsable, especialmente si desde temprana edad han experimentado un buen entrenamiento.

   Las familias transmiten sus métodos de disciplina y sus expectativas a los niños de generación en generación.

   Cuando los intentos por disciplinar a un niño no tienen éxito, puede ser beneficioso consultar con alguien externo a la familia para que ofrezca sugerencias sobre la crianza del niño. Los profesionales especializados en el desarrollo y el comportamiento infantil pueden darnos información acerca de la manera de pensar y de desarrollarse el niño. También pueden sugerir métodos para modificar el comportamiento: con la paciencia de los padres y la ayuda de los profesionales cuando sea necesaria, puede mejorarse el camino para que los niños aprendan lo que la sociedad espera de ellos y lo que ellos pueden esperar de sí mismos.

   La American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP) representa a 6.500 psiquiatras de niños y adolescentes (psiquiatras infantiles) con cinco años como mínimo de experiencia en psiquiatría general y psiquiatría infantil.

   Autor: Kay Widdwson 
   Con la autorización de: www.solohijos.com

Otros temas relacionados:
La indisciplina 
Hay que sacar la televisión del cuarto de los niños 
Otros artículos sobre la DISCIPLINA 
Enviar a un amigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: