La relación padres-tutor

9.gif

   Uno de los problemas más graves de la educación es la dejación por parte de los padres de sus derechos y deberes en la formación de sus hijos. Delegan sus funciones educadoras en manos de los profesores, olvidándose que son ellos los principales educadores. Para justificar esta actitud dicen que no tienen preparación suficiente y que tienen muchas ocupaciones.

   Los padres que delegan sus responsabilidades suelen hablar poco con sus hijos, no siguen la pista de sus estudios, los inscriben en varias actividades extraescolares (música, inglés, natación, judo, tenis), les permiten muchas horas de televisión, de juegos y de internet y no controlan los deberes escolares de sus hijos.

   Una de las tareas más urgentes de las instituciones educativas es concienciar a los padres de que ellos pueden y deben formar a sus hijos, porque tienen la gracia de estado que recibieron en el matrimonio y disponen de la ayuda inestimable de la colaboración con el tutor y los profesores del colegio.

   En este contexto, el papel del tutor es muy importante: en las reuniones individuales con los padres ha de ponerles, con claridad y valentía, ante sus responsabilidades de ser padres y elaborar con ellos un plan de acción que incluya el hablar diariamente con los hijos, suprimir (si es el caso) alguna actividad extraescolar, reducir el tiempo dedicado a la televisión, controlar los deberes escolares ayudándoles en lo posible y poniendo encargos a cada hijo dentro de la familia.

   Por su parte, un buen tutor ha de tomar en muchas ocasiones la iniciativa para llamar y hablar con todos los padres de su clase y darles la suficiente información sobre los objetivos del colegio y lo que se espera de ellos. También ha de fomentar la participación de los padres en las actividades del colegio y darles criterios sobre la educación de los hijos.

   Por parte de los padres, además de tomarse en serio sus responsabilidades, sería necesario: que no se centraran solamente en las calificaciones escolares, sino también en la mejora de otros aspectos de sus hijos; que dedicaran el tiempo suficiente para colaborar con los lo hijos y con el centro educativo; que aplicaran el plan de acción acordado con el tutor y que descubran que el colegio no lo puede hacer todo.
   Arturo Ramo

Otros temas relacionados:
La familia educa mejor 
El papel de los profesores 
Otros artículos sobre PROFESORES 
Enviar a un amigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: