Experiencia: De materias y formas de las cosas

Escribir

   Alumnos de Primaria de dos centros almerienses desarrollan una experiencia de expresión y creatividad a partir de elementos básicos.

   El hecho de poder dominar la materia, y poder crear con ella y desde ella, favorece el desarrollo mental del niño. Bajo esta premisa, dos maestros almerienses han puesto en marcha con sus alumnos de Primaria una experiencia de investigación de materiales y creatividad en el ámbito de la Educación Artística.

   Los objetivos a conseguir con el desarrollo de esta experiencia de investigación de materiales en la Educación Artística del nivel educativo de Primaria son desarrollar la capacidad de observación, captación y expresión de formas, tamaños y volúmenes.

   Se trata se ir investigando junto a los alumnos/as los distintos tipos de materiales que nos vayamos encontrando, intentando descubrir las formas, tamaños y volúmenes que podemos ir realizando con ellos .

   Este tipo de experiencia educativa se puede realizar en  el  horario destinado a  Educación  Artística,  de manera que en cada trimestre trabajemos con un material distinto: arcilla, corcho blanco, plástico, madera, plastilina, etc.

   En la primera sesión es conveniente que los niños/as jueguen con el material, de este modo se familiarizan con la materia, la ven, la tocan, en definitiva la sienten, y es entonces cuando la pueden dominar. Una vez conseguido esto podemos enseñarles las técnicas para trabajar con ese material. Este tiempo podría parecer perdido, pero hace que el niño pueda conocer las posibilidades y también los límites de esta materia.

   Nosotros, los profesores, desempeñamos el papel de animador de la clase y de hacer descubrir y proporcionar la primera materia empleada, así como facilitar los pocos utensilios que son necesarios.

   Al principio de la clase explicamos a los niños las dificultades que puedan surgir y como vencerlas. En las siguientes sesiones enseñamos cómo se manejan los utensilios y cómo deben guardarse al final de cada sesión.

   La arcilla

   Como ejemplo de nuestra experiencia, en el último trimestre hemos trabajado el primer material de los descritos, es decir, la arcilla. La arcilla es una sustancia mineral que varia de color según la composición de los elementos que la integran. Se trata de una tierra plástica, impermeable y blanda. Conserva muy fácilmente, una vez seca, la forma que le ha sido dada. Para eliminar toda su humedad es necesaria una temperatura de unos 500º C., nosotros no vamos a utilizar horno, así que la dejaremos secar por si sola, y una vez acabados los trabajos le daremos una o dos manos de barniz incoloro para que tome consistencia.

   Como utensilios hemos utilizado desbastadores, espátulas, palillos, rodillo, alambres (sirven para decorar, vaciar, alisar, retocar, etc…), barbotina, témperas, gouache, esmalte en frío, barniz,(sirve para dar color y consistencia), delantales, trapos viejos, agua corriente, papel de periódico, y una plancha de madera, o en su defecto un trozo de cartón grueso de 40 x 40, para poder trabajar encima.

   Para ilustrar la experiencia, puede resultar indicativas algunas de las características de estos materiales y utensilios.

   Alambre: Tiene que ser flexible. Sirve para coger el trozo necesario de arcilla, trabajar y separar las piezas de la madera en donde estaban colocadas y recortar o chapar una pieza.

   Barniz: Sirve para endurecer el trabajo dándole una o dos capas, es conveniente un barniz fijador transparente y brillante, después se puede mezclar con agua a partes iguales. Se puede dar tanto si pintamos el objeto como si no.

   Barbotina: Es necesaria para pegar dos trozos de arcilla. Se prepara con agua y arcilla de calidad igual a la que hemos empleado para modelar. Se ha de intentar que quede como si fuese barro pastoso.

   Pinturas y esmaltes: Si deseamos pintar los trabajos , podemos utilizar témperas, gouache. También pueden esmaltarse, de esta forma se impermeabilizan las piezas y puedan lavarse. Existen esmaltes de los llamados en frío que no necesitan horno.

   Ejercicios

   A título orientativo diremos los ejercicios que hemos realizado atendiendo a la edad de los niños/as:

   De 6 a 7 años: Formas libres y sencillas, formas ovaladas, cuadrados combinación de bolas, combinación de formas, churros, reproducción de figuras simples, objetos con bolas, objetos con churros.

   De 7 a 8 años: Realización de formas concretas, churros, realización de ideas, reproducción de hechos vividos, realización de formas por comparación, así como todas las formas anteriores.

   De 8 a 9 años: Reproducción de formas y tamaños, estampados, realizaciones libres teniendo en cuenta formas y tamaños y todas las anteriores.

   De 9 a 11 años: Realización por comparación de formas, tamaños y volúmenes, bajorrelieves, maquetas, y todas las anteriores.

   En la primera o primeras sesiones es conveniente que el niño/a trabaje el material libremente. De esta forma se familiariza con el nuevo material y descubre que puede hacer muchas cosas con el. La realización libre hace que el niño/a exprese lo que siente. De aquí su importancia. Cuando se lleva a cabo la realización libre no debe exigirse ninguna técnica.

   Algunos de los ejercicios que pueden realizarse son:

   Realización de bolas: Valiéndose de las dos manos y dando vueltas circulares a la arcilla el alumno/a irá haciendo una bola, cuando lo haya logrado podrá conseguir la forma ovalada moviendo de arriba hacia abajo.

   Realización de cubos: Los cubos se hacen golpeando la arcilla contra la madera de soporte.

   Combinación de bolas: Es una técnica muy fácil y consigue que el niño/a se empiece a sentir creador. Cuando ya ha aprendido a combinar las bolas puede crear ciertos objetos como son collares cuadros.

   Realización de churros: Es una técnica muy interesante ya que a través de ella se pueden realizar multitud de objetos. Los churros se consiguen prensando un trozo de arcilla encima de la madera o el cartón y haciendo un movimiento de arriba abajo, intentando que sea uniforme y que no sean ni muy delgados ni muy gruesos, aproximadamente el grosor del dedo del que está haciendo el trabajo para que sirva de modelo.

   Combinación de churros: Para lograr la base del trabajo enrollaremos el churro en forma de espiral. Después empezaremos a subir superponiendo los churros uno encima de otro y pegando las uniones con barbotina, alisando a continuación.

   Una vez modelados los trabajos se pueden mejorar empleando los debastadores, que sirven para alisar los churros o para decorar dibujando cenefas alrededor.

   Las formas concretas han de ser, sobre todo al principio, muy sencillas. Así, por ejemplo, podemos decirle al alumno: “Haz una cosa redonda como una pelota”, “otra que tenga la forma de un cubito de hielo”, etc… En esta técnica se utiliza mucho la imaginación del alumno y ayuda mucho a que el niño vea primero mentalmente el objeto a modelar. Para ello no debemos especificar objetos concretos sino únicamente formas (redondas, alargadas, cuadradas…)

   La reproducción y realización de formas libres hace que el niño sepa improvisar y crear formas nuevas a partir de la combinación de las técnicas anteriores. Combinando algunas bolas de distintos tamaños se logran figuras diversas y de fácil realización. También con los churros podemos hacer formas y figuras diversas y de fácil realización.

   Empleando las dos técnicas pueden reproducir objetos y figuras. Se ha de lograr que combinado las bolas con los churros no queden espacios vacíos.

   Tamaños

   El conocimiento y dominio de los tamaños es otro factor interesante en estas realizaciones. Conviene decirle al niño: “Haz una bola muy pequeña y otra muy grande”, o bien “haz un jarrón como tu lápiz de alto”: es decir, hay que señalarles el tamaño concreto que queremos que realice. Siguiendo el mismo método anteriormente descrito, conviene también señalarles el volumen.

   Además, podemos introducir la realización de otras formas y técnicas, como el estampado, que consiste en decorar la arcilla por medio de bajorrelieves, sirviéndonos de palillos, alambres y debastadores. A continuación podemos barnizarlo, esmaltarlo o dejarlo tal cual ha quedado.

   La realización de maquetas desarrolla mucho la imaginación infantil. Las maquetas se pueden hacer de dos maneras: modelando trozos de arcilla, dándoles formas de casas, torres, palacios y de monumentos mas o menos famosos o conocidos por ellos, o bien empleando la técnica de placas, en la cual una vez hechas las placas y recortadas las pegamos con barbotina.
   Miguel Hernández Montejo. Maestro de Primaria del CPR “Adra la vieja”, de La Alquería – Adra (Almería)
   Mª de los Ángeles Ibañez López. Maestra del C.E.I.P. “Balanegra”, de Balanegra (Almería)
   Con la autorización de: http://comunidad-escolar.pntic.mec.es

Otros temas relacionados:
¿Es posible la autocreación? 
El año de la Física ahonda la crisis de la enseñanza de las ciencias 
Otros artículos sobre EXPERIENCIAS 

Enviar a un amigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: