El decretado parón

10.gif

   Inasequible a ulteriores consideraciones, el Gobierno decretó el pasado viernes el parón de la LOCE -una ley orgánica aprobada reciente y mayoritariamente por el Parlamento español- en algunos de sus capítulos fundamentales. No estoy capacitado para entrar en consideraciones jurídicas sobre el asunto. Hay ya quienes lo han hecho con autoridad y energía en un sentido y en otro, pero, al parecer, el Consejo de Estado dio su visto bueno y bendijo el decretazo. Lo mismo hizo, aduciendo razones pedagógicas, el Consejo Escolar del Estado. Pero sabemos bien que, en ambos casos, no es cuestión de razonamientos, sino de votos. Basta cambiar un par de ingredientes para que el guiso tenga un sabor radicalmente distinto. «La donna é mobile».    Pero la realidad no es móvil, sino estable. Y esa realidad estable de la educación española deja mucho que desear y exige todo lo contrario que parones. Dos años de arrastrar defectos más que diagnosticados por expertos, profesores y padres, y tristemente experimentados en la piel de tantos niños y jóvenes, pueden dar definitivamente al traste con el proyecto de poner la educación española al nivel de los restantes países de nuestro entorno (ni soñar ya con adelantar a ninguno de ellos en bastantes años, por flaca posición que ocupe). Llama poderosamente la atención que, a la vez que propone el decretazo (en realidad, no es ella quien ha propuesto eso, sino la «cúpula»; ella obedece), la ministra de Educación se permita prometer en el ágora internacional que va a reducir nada menos que en dos tercios el fracaso escolar en España. Ahí es nada. Ya nos explicará la ministra qué es lo que va a hacer para conseguirlo, y tan deprisa, porque, de momento, de esto no ha dicho ni mu. Quizá lo considere elemental.   Puesto que lo que pretenden algunos de quienes enérgicamente apoyan las decisiones pro-Logse y anti-Loce es la «igualdad de resultados» y no sólo la «igualdad de oportunidades» (lo he escuchado así, en directo), es posible que alguien de la «cúpula» sugiera a la ministra otro decretazo, autorizando a conceder a todos los españoles y residentes en España el título de Bachiller en el momento de efectuar su inscripción en el Registro Civil. Sería, al menos, un procedimiento barato, acorde con las preocupaciones financieras de la ministra y posiblemente aceptable también por el ministro de Economía.

   1-06-2004.  JOSÉ LUIS GARCÍA GARRIDO. http://www.abc.es

   COMIENZA LA REFORMA DE LA LEY DE CALIDAD

   El Gobierno mantiene la repetición de curso y la Religión no evaluable

   María Jesús Sansegundo. (EFE)  

   MADRID.- El Gobierno ha decidido mantener las medidas de la Ley de Calidad de la Enseñanza que entraron en vigor este curso, como la repetición de curso con dos asignaturas suspendidas en Secundaria y la Religión como materia voluntaria y no evaluable. Queda derogado el Real Decreto que marcaba el calendario de aprobación de la Ley de Calidad. El Gobierno aprobará el nuevo calendario de reforma en cuatro semanas y, entonces, dará paso al debate con las partes implicadas.

   La ministra de Educación, María Jesús Sansegundo, ha informado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de que el Gobierno ha derogado el Real Decreto que fijaba el calendario de la aplicación de la Ley de Calidad de la Educación y que presentará el nuevo calendario de reforma de la Ley en tres o cuatro semanas. 

   A partir de entonces y hasta octubre -según lo previsto- tendrá lugar el debate con las partes implicadas: profesores, alumnos, sindicatos, padres. A partir de octubre, entrará en el Parlamento el proyecto de ley para su debate en el Congreso y el Senado y su posterior tramitación. 

   Una vez aprobado, las Comunidades Autónomas tendrán que adoptar sus correspondientes normativas, según la Sansegundo, quien ha considerado que harán falta dos cursos para que el proceso quede concluido.

   La reforma de la Ley de Calidad emprendida este viernes en el Consejo de Ministros tiene un objetivo: “calidad para todo el mundo”, “calidad y equidad”, en palabras de María Jesús Sansegundo.

   Revisar aspectos cruciales

   En los próximos meses, a través del debate, el Gobierno tiene previsto “revisar aspectos cruciales”. La ministra ha citado los siguientes:

   Los itinerarios en los que estaba previsto que se separasen los alumnos a partir de tercero de ESO (a los 14 años). Considera el Gobierno que no es la mejor solución para orientar a los alumnos hacia unos estudios u otros, ya que fomenta la “segregación” entre ellos. “Proponemos mayor atención a la diversidad, prevenir antes que dividir”, señaló la ministra.

   La primera etapa de la Educación Infantil (de 0 a 3 años) para que no tenga un carácter meramente asistencial y potenciar el desarrollo de habilidades básicas.

   La Reválida es una medida que “hay que revisar en conjunto”, incluido el plan para que cada universidad haga sus propias pruebas de acceso. El objetivo es que haya una prueba única para el acceso a la Universidad sin necesidad de exámenes adicionales.

   La Religión quedará como hasta ahora, es decir será una materia disponible en todos los centros para cursarla de manera voluntaria, pero no será evaluable, es decir, que no computará a efectos de promoción, adquisición de becas o acceso a la Universidad.

   Se mantiene como está 

   Otra de las reformas que entraron en vigor en el presente curso y que se mantienen es la repetición si no se aprueban dos asignaturas ni en la convocatoria de junio y ni en los exámenes extraordinarios de septiembre.

   La paralización de la Ley de Calidad no afectará tampoco al capítulo de la financiación de la gratuidad de la Educación Infantil (3-6 años) para el próximo curso. 

   El Gobierno asegura que estas modificaciones respetan la legalidad vigente, que posibilita la modificación de normas legales con los procedimientos constitucionales previstos. Así, propone una reforma de la LOCE “necesaria, seria y responsable” y cuyo origen, esté “en el debate y la búsqueda del mayor consenso”.

   Además, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero sostiene que los cambios se llevarán a cabo manteniendo la estabilidad del sistema, sin vaivenes; modificando lo necesario por procesos “constitucionalmente adecuados” y contando con las comunidades autónomas. En este sentido, se revisarán aspectos básicos y discutibles “en cumplimiento de los compromisos electorales”. 

    La derogación de la Ley de Calidad era una de las promesas electorales del PSOE y José Luis Rodríguez Zapatero confirmó en su discurso de investidura en el Congreso.

25-05-2004

 www.elmundo.es

   Dos décadas, siete leyes educativas y un fracaso escolar del 25 por ciento 

En un momento en el que sobrevuela la idea de crear un Pacto de Estado por la Educación, la sociedad discute las líneas generales de la enseñanza del futuro. 

    Ana Romero / Madrid. La sociedad está convencida de que invertir en formación es apostar por el futuro, aunque en algo más de dos décadas se hayan aprobado siete leyes educativas que no han conseguido mejorar significativamente la calidad de la enseñanza.

   La prueba es que en el año 2000 uno de cada cuatro alumnos sufría fracaso escolar y la OCDE calificó el rendimiento de los estudiantes españoles como “homogéneamente mediocre”.

   La búsqueda de la eficacia continúa. El partido socialista ha abierto el debate con su intención de suspender la Ley Orgánica de Calidad de la Enseñanza (Loce), aprobada en 2002, que había comenzado a implantarse y lo haría completamente el próximo mes de septiembre.

   Para frenar la entrada de la Loce, el Gobierno ha preparado un borrador de un Decreto de Ley que, de aprobarse, paralizaría durante dos años la entrada en vigor de la norma. ¿Qué hacer en ese tiempo? Alcanzar acuerdos con los demás partidos y agentes sociales y alumbrar una nueva ley educativa.

   Grupos políticos, sindicatos, asociaciones de padres y patronales de la enseñanza coinciden en que urge encontrar un marco educativo estable. Sobrevuela la idea de alcanzar un Pacto de Estado por la Educación y coinciden en que el sistema actual dista mucho de ser perfecto. También detectan que los mayores problemas se encuentran en la Educación Secundaria Obligatoria, pero no acaban de ponerse de acuerdo en cómo mejorar la calidad. En estos momentos de debate, las comparaciones entre la Loce y la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (Logse) son frecuentes.

   Enseñanza obligatoria

   La Logse se aprobó en 1990 y es la norma vigente. Reguló todos los niveles educativos, aumentó la enseñanza obligatoria hasta los 16 años y promovió la Formación profesional superior. Una de sus características más criticadas fue la promoción automática o considerar a los estudiantes por lo que podían ser en potencia. Los más críticos dicen que desmotivó a profesores y alumnos y que hundió a millones de jóvenes en la ignorancia.

   La Loce se ideó para paliar las deficiencias de la Logse. Suprimía la promoción automática y valoraba el esfuerzo personal orientado a resultados. Preveía, además, itinerarios educativos, una controvertida Prueba General de Bachillerato –la reválida–, y un Programa de Iniciación Profesional. Esta ley reguló aspectos polémicos, como la enseñanza de religión, que pasó a ser evaluable. ¿Las críticas principales? Que segregaba al alumnado forzando a los estudiantes a escoger su itinerario a una edad temprana.

    Las intenciones son buenas, pero las aguas bajan turbias. Las asociaciones de padres están divididas. En la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa) se considera “un éxito” la paralización de la Loce. Para la Confederación Nacional Católica de Asociaciones de Padres (Concapa) frenar la Loce es un error: aporta soluciones y, además, viene avalada por un amplio sector de padres y de profesores que le ha dado su apoyo y no desean que se modifique.

   Las patronales también opinan. En la patronal de Centros de Enseñanza Cece consideran la Logse un caramelo envenenado. Lamentan que el calendario de la Loce no entrase en vigor hace tiempo y que no se dé una oportunidad a esta norma “cuando hemos tenido doce años de fracaso de la Logse”. Y quienes defienden la Logse indican que si no ha funcionado ha sido por falta de recursos, no por su calidad conceptual y de planificación.

   En la patronal de centros de educación de la enseñanza privada concertada Educación y Gestión consideran que el sistema actual está desvertebrado. Señalan que la descentralización acerca la Administración, pero genera desigualdad. “Hay una gran diferencia de oportunidades según al comunidad autónoma de la que se trate.”

   Conflicto

   En medio de los más diversos matices surge un punto de conflicto: la financiación del sistema educativo. No son tanto las cantidades destinadas a educación como la manera en la que su reparten. Las tensiones entre la escuela pública y concertada dan cuenta de que el patio está revuelto. Unos priman la red pública –educación de calidad para todos– y otros la libertad de escoger el centro para sus hijos. Así las cosas, será necesario el diálogo para acercar tal multitud de puntos de vista. De momento, pocas cosas claras: la incertidumbre ante el próximo curso. Mayor financiación, organización y competitividad para la maltrecha ciencia española

   Si la cuestión de la calidad educativa ha sido uno de los los temas estrella en la última campaña electoral, el estado de la ciencia y de la investigación española no se han quedado atrás y han suscitado debate. Las alarmas habían sonado con datos como que España sólo dedica el 1% del PIB a investigación–con partidas de gasto militar incluidas bajo este epígrafe– y que la comunidad científica no ha detectado medidas que lleven a incrementar la inversión hasta el 3% del PIB, que es el objetivo marcado por la Unión Europea para 2010. En esta coyuntura, once prestigiosos investigadores españoles lanzaron un ‘SOS’ y solicitaron un Pacto de Estado por la Ciencia. Se trataba de concienciar a los agentes sociales “porque una sociedad que abandona la ciencia es una sociedad desinformada, de segunda categoría y que no genera conocimientos”, advertían.

   La comunidad científica se propuso llamar la atención sobre el estado de la investigación para conseguir mayor financiación, estabilidad y competitividad en el plano internacional. Ha habido diversas promesas electorales, pero ningún contacto significativo entre la Administración y la comunidad científica. El PSOE propuso aumentar continuadamente en un 25% el presupuesto dedicado a investigación y crear una Agencia de Financiación de la Inversión. El anuncio fue acogido con optimismo por ‘las batas blancas’: si se cumplen las promesas, España estará más lejos del furgón de cola de la investigación europea.

   La escasa financiación, que los centros están envejeciendo y que falten recursos humanos son sólo algunos problemas de la ciencia. Por encima se sitúan trabas básicas como la mala planificación y las deficiencias que se producen en la organización del trabajo.

   Los males de la actividad científica comparten un origen común. No se ha apostado por la ciencia y “así no se puede dejar de ser un país de servicios y de inferioridad”, afirma el director del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, Jesús Ávila. La ciencia es una condición necesaria, aunque no suficiente, para obtener tecnología importante. Sin una adecuada base tecnológica será muy difícil conseguir un desarrollo económico que procure bienestar.

Expansión y Empleo. 27-V-2004

Otros temas relacionados:
¿Porhibido prohibir? 
Una nueva forma de arrogancia 
Otros artículos sobre las REFORMAS 
CD con 4 programas educativos: Lectura rápida (1 y 2), Cálculo infantil y Lectura y ortografía.
Enviar a un amigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: