La educación en y para los valores

7.gif

   Algunos sistemas educativos reglamentan y promueven más la instrucción que la educación. Cultivan la soberbia y no la humildad intelectual, enfatizan la búsqueda del prestigio individual y no el servicio a la comunidad. Podrán lograr personas eficientes, luchadoras y autosuficientes pero no personas generosas, abnegadas en favor del prójimo, entusiastas por las nobles causas, sin egoísmos infecundos.

   En España, la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE) contempla con más o menos acierto lo concerniente a la educación formal, que se ocupa de todos los niveles de la enseñanza sistemática. Hay en ella un punto de referencia claro a la Comunidad Europea. Esto parece tener unas exigencias, entre ellas resaltar, por un lado el que el humanismo y el saber han de estar sometidos al dictamen de los intereses económico-financieros, de modo que la educación parece dirigirse a formar a ciudadanos. Por otro lado, que el hombre que se forja es un hombre pragmático exento de valores trascendentales; en definitiva un hombre débil y fácilmente domesticable desde el materialismo.

   Sin embargo, en la construcción de una sociedad auténticamente humana, es fundamental abordar en profundidad el aspecto informal de la educación, que es la que imparte en la familia y en otros ámbitos de la sociedad, pero que también, y por supuesto, debe impartirse en los centros educativos junto con la educación formal. En caso contrario, los futuros ciudadanos -los niños, adolescentes y jóvenes de hoy- sufrirán una gran carencia de valores humanos.

   Entre las 778 medidas adoptadas por el Ministerio de Educación, para mejorar la calidad de la enseñanza, hay unas relativas a la “Educación en los valores”. No sé si estas medidas vienen a llenar un vacío en la Ley de Educación o responde a una necesidad detectada y sentida. Lo que sí es deseable es que todos los que tienen responsabilidad educativa se comprometan a encarnar en su persona esos valores y a integrarlos en tarea educativa de cada día.

 

   La educación es en y para los valores humanos es el contrapunto necesario a una formación técnica y científica, no sobrada de humanismo, para que el individuo sepa responder ante sus obligaciones morales más profundas. Pero, ¿qué son los valores?

   Detrás de cada decisión y de cada conducta está la convicción, presente en el interior de cada ser humano, de que algo importa, tiene valor o no lo tiene. A esta realidad interior, previa a cada acto insignificante, meritorio o heroico le llamamos actitud, creencia o valor. Es un trasfondo que se ha venido formando en la persona desde los años de la infancia y que la predispone a pensar, sentir y comportarse de forma previsible, coherente y estable.

   El valor como cualidad humana, por tanto, es la convicción razonada y firme de que algo es bueno o malo y de que nos conviene más o menos. Las convicciones se organizan en el psiquismo en forma de escalas de preferencia.

   Los valores reflejan la personalidad de los individuos y son la expresión del vigor cultural, afectivo, social y espiritual, marcado por la familia, la escuela y la sociedad en la que nos ha tocado vivir. Permiten a la persona encontrar sentido a lo que hace, responsabilizarse de sus actos, tomar decisiones con serenidad y coherencia, resolver los conflictos personales y de relación con los demás y definir los objetivos de la propia vida con claridad.

   La escala de valores de cada persona será la que determine en definitiva sus pensamientos y su conducta. La carencia de un sistema de valores bien definido, aceptado y estructurado con buen criterio, instalará al sujeto en la indefinición y en la duda, dejándolo a disposición de pautas y criterios ajenos.

   Es necesario saber quiénes somos, qué fin buscamos, qué medios nos conducirán al logro de un proyecto de vida bien definido y si los objetivos que nos hemos marcado van a completar nuestra realización personal y nos van a proporcionar paz y felicidad.

   El mundo actual necesita un código aceptable de valores que devuelvan al individuo su papel central en todos los proyectos culturales, económicos, sociales, políticos y religiosos. El desarrollo técnico y científico produce o perfecciona los medios para vivir, pero son la ética, los valores y la virtud quienes señalan los fines y, por tanto, la legitimidad o perversión en el uso de los medios
   José María Arroyo. Profesor de EGB jubilado.

Otros temas relacionados:
Educación por y para la vida 
Qué son los valores y por qué son tan importantes en la educación 
Otros artículos sobre los VALORES 
CD con 4 programas educativos: Técnicas de estudio (1 y 2), Lecturas escolares y Cuatro operaciones.
Enviar a un amigo

Anuncios

2 Responses to La educación en y para los valores

  1. Marta Mestre dice:

    És cierto que se tiene que promover la educación en valores y de hecho muchas escuelas ahora lo incluyen como una assignatura dentro de las aulas. ¿Y esto porquè ha ocurrido?. Hace algunos años y me remonto al tiempo de mis padres no hacia falta una assignatura que tratar éstos temas. ¿Y por qué? Pues es muy sencillo, los valores se aprendían en casa. los padres eran quien se ocupaban de dar ésta formación a sus hijos, los niños eran más obedientes y educados también hay que decir que quizás los mètodos que utilizaban tampoco eran los correctos, però la gente se ayudaba entre sí y escassamente existía la competitividad en el colegio.
    ¿Què ha pasado? yo atribuyo éste hecho a la falta de tiempo que tienen los padres para estar con sus hijos. los niños pasan muchas horas en el colegio y en actividades deportivas, lúdicas y artísticas y el poco tiempo que los padres estan con sus hijos lo dedican a reir-les las gracias y a enfatizar-los como si fueran reyes. yo entiendo que es pesado y cansado tener que estar en contínua lucha con ellos pero a los niños se les tiene que educar y enseñar a valorar las cosas y las personas., a perdir las cosas por favor, a saludar y decir adiós, a respetar, a compartir, a tolerar,a ayudar pero ésto no sirve de nada si se hace en la escuela y luego en sus casas viven lo contrario porque los adultos al fin y al cabo somos modelos a seguir por los niños.

  2. […] La educación en y para los valores El valor como cualidad humana es la convicción razonada y firme de que algo es bueno o malo y de que nos conviene más o menos. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: