Personalidad: Saber usar los propios recursos

3.gif

   Hay personas que achacan sus defectos a razones de tipo genético. Son los que con un “qué le vamos a hacer, he nacido así”, alejan rápidamente de su cabeza la posibilidad de esforzarse en serio por erradicar un determinado defecto.

   Algunos llegan incluso a hablar del mal genio de su abuelo (o de toda una rama de la familia) para justificar, por ejemplo, que tienen un carácter violento o imprevisible. Están convencidos de que su herencia de irascibilidad viene inexorablemente determinada en su carga genética y que, por tanto, nada pueden hacer por luchar contra su propio ADN.

   Otros parecen tranquilizarse echando las culpas a la educación que recibieron de sus padres. Son los que con un cortés y lacónico “me han educado así”, dejan también de lado cualquier pensamiento sobre su mejora personal.

   Otros cifran casi todo en cuestiones del ambiente en que han vivido, de su condición social, del modo de ser propio de su región o su país de origen, del estilo educativo del lugar donde estudiaron, o de lo que sea…, pero siempre hay algo o alguien fuera de él que es el verdadero responsable de que él sea así.

Siempre piensan que el problema
está fuera de ellos,
y precisamente ese pensamiento
es su gran problema.

   Este peligroso planteamiento de la vida admite, como es lógico, diversos grados.

   En algunos casos, por ejemplo, esas personas aceptan que quizá la solución está en ellos mismos, y se muestran teóricamente dispuestos a afrontarlo, pero luego no llegan a tomar la iniciativa o no dan los pasos necesarios para llevar a la práctica esas soluciones. Veamos unos ejemplos, tristemente frecuentes, tomados del ámbito escolar:

   «En casa no hay quien estudie. Tendría que ir a una biblioteca, pero la de mi barrio está llena desde primera hora de la mañana y no tengo ni la menor idea de dónde habrá otra…». (Ni se plantea madrugar un poco más, ni espabilar un poco para enterarse de dónde hay otra biblioteca).

   «No sé qué carrera estudiar. Tendría que enterarme bien, pero no sé a quién preguntar. Nadie quiere ayudarme». (No ha preguntado a nadie, y ya piensa que nadie le quiere ayudar; desde luego, será difícil que alguien se brinde espontáneamente a orientarle sobre un problema que él no ha manifestado).

   «Sé que no tengo un buen método de estudio. Intento aprenderme todo de memoria, y veo que eso no es solución, pero no sé hacerlo de otra manera». (Está claro que con un afán investigador como el suyo, la ciencia estaría aún como en el neolítico).

   Otros tienen un talante que queda bien retratado en aquellas famosas 6 normas para no prosperar que se difundieron tanto hace unos años:

   1. Espere sentado su oportunidad.

   2. Comente su mala suerte con los demás.

   3. No se esfuerce por mejorar su preparación.

   4. Laméntese de que los tiempos están muy difíciles.

   5. Obstínese en que sin recomendaciones no se logra nada.

   6. Confíe y aguarde a que vengan tiempos mejores.

   Son personas pasivas, que siempre están como esperando a que suceda algo exterior que les fuerce a cambiar; o a que alguien se haga cargo de ellas y las empuje a decidirse a afrontar y resolver sus problemas.

Su principal problema son ellas mismas:
no tienen una actitud ante la vida
que les lleve a usar
sus recursos y su iniciativa.

   Tienen como entumecidos los músculos de la responsabilidad. Pero esos músculos siguen siendo suyos y están ahí: lo que tienen que hacer es ejercitarlos.
    Alfonso Aguiló. Con la autorización de: www.interrogantes.net
 

Otros temas relacionados:
Autoestima: los niños la adquieren de los adultos 
Tipos de voluntad 
Otros artículos sobre los VALORES 
CD con 4 programas educativos: Lectura rápida (1 y 2), Cálculo infantil y Lectura y ortografía
Enviar a un amigo

Anuncios

One Response to Personalidad: Saber usar los propios recursos

  1. […] Personalidad: Saber usar los propios recursos Hay personas que achacan sus defectos a razones de tipo genético, a factores familiares, ambientales, etc. Siempre hay algo o alguien fuera de ellas que es el verdadero responsable. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: