5. Agrupamiento de alumnos en 1º de ESO

10.gif

   Ya hemos comentado, que el alumno puede elegir entre dar francés, y dar refuerzo de lengua o refuerzo de matemáticas. Normalmente, los institutos, en base a ésta elección, realizarán los cursos, agrupando alumnos, según los criterios que estimen más convenientes. Las posibilidades de agrupamiento, varían en función de prioridades de los centros, o quizás fuera más preciso decir, según ideologías educativas de equipos directivos, que buscaran por lo general, un apoyo mayoritario del resto de comunidad educativa.

   La formación de cursos, tiene una importante trascendencia, pues no es lo mismo, tutorizar a cursos, con 300 y 400 partes de incidencia, con 30 o 40 expulsiones, a lo largo del año, que tutorizar a grupos, que no han tenido un solo parte de incidencia.

   Esta desproporción ocurre con más frecuencia de lo que sería deseable. Indica, que aunque se hayan agrupado los alumnos, según centros de procedencia, para facilitar la integración de los mismos, se han introducido además, otras variables. En primer lugar, de los alumnos que eligen francés, que suelen ser los que menos problemas académicos presentan, se han seleccionado, los de mejor expediente académico, con alguna excepción, para evitar el descaro en la selección. Es cierto, que dar clases, en estos grupos, es un placer, porque ahí, la mayoría de los alumnos, quieren estudiar, y no tienen porqué verse frenados, ralentizados, o molestados, por otros compañeros, que no tienen el menor interés en aprender lo que allí se está dando.

   Se ha dicho con anterioridad, que los grupos de refuerzo, es donde se dispara la conflictividad, y en consecuencia los partes de incidencia, aumentan considerablemente, máxime porque la mayoría de repetidores, pertenecen a estos refuerzos, siendo al menos la mitad, de éstos, los que se llevan gran parte de los partes, al carecer de incentivos académicos, motivación…etc.

   Algunos institutos reparten la carga de forma más equitativa, y agrupan a los alumnos por expediente académicos, de tal forma que en todas las clases, haya el mismo número de alumnos con buenos expedientes, menos buenos, y alumnos que necesitan mejorar. Complementan esta medida, distribuyendo también equitativamente a los alumnos difíciles, según informes de conducta en primaria. En cada curso suele haber alumnos que optan por francés, y alumnos que eligen refuerzo, distribuyéndose los repetidores de forma equitativa, atendiendo también a su nivel de conflictividad.

   Del porqué esta opción no se ha generalizado más, habría que preguntar a cada centro, pero parece ser que la influencia de los alumnos que “boicotean”, las clases, constantemente, perjudicando a los posibles alumnos, que sí quieren aprender, es el principal motivo que alegan quienes se oponen a la misma.

   No vamos a cansar al lector, enumerando otros muchos criterios posibles de agrupamiento, desde el azar, orden alfabético, por niveles cognitivos según expedientes, centros de procedencia, examen de entrada y según nivel, distribución equitativa de alumnos difíciles, problemáticos y conflictivos, cursos mixtos donde se atiendan varios de los criterios señalados anteriormente….

   Aunque alguno de los criterios anteriormente señalados, no se ajustan a la ley, todos tienen en común una buena cosa. El hecho de ser un intento positivo por parte de los que alguna vez los han puesto a prueba, por dar solución a la problemática planteada, eligiendo la opción, que en ese momento, se consideraba más acertada, o menos mala.

   Pero también tienen en común un aspecto menos bueno: no les permiten elegir a los alumnos. Por más que preconicen que hay que permitir que los niños elijan, tomen decisiones, desde pequeños, asuman parte de su responsabilidad, desarrollen su sentido de la autonomía, que aprendan de sus errores…, bla, bla…

   Lo cierto es que no les permitimos elegir, en decisiones que les afectan a ellos, su futuro, porque pensamos que pueden equivocarse. Permitámosles que elijan, y que puedan rectificar si lo estiman conveniente, y estaremos logrando que no sólo desarrollen su libertad, sentido de la autonomía, responsabilidad, sino que conseguiremos que SE IMPLIQUEN, en su propio proyecto educativo, de vida que quieren llevar. Eso sí, nuestra obligación es posibilitarles el mayor número de opciones, todas ellas, de calidad, no irreversibles, buscando el ideal de responder a SUS INTERESES, CAPACIDADES, ESPECTATIVAS…
   Con la autorización de: S. Sánchez García. http://rutas6.blog.com.es/

Otros temas relacionados:
Propuestas de mejora para final de Primaria y ESO 
Carta de un profesor de secundaria 
Otros artículos sobre los PROFESORES 
CD con 4 programas educativos: Lectura y ortografía, Valores humanos (1 y 2) e Inglés abierto

Enviar a un amigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: