Personalidad: Superar el egoísmo

4.gif

Cualquier persona, cuando bucea en su interior y busca en lo mejor de sí misma, encuentra bien nítida esa llamada humana a la entrega desinteresada, a darse a los demás. Educar o educarse en ese impulso generoso de servir a los demás sin esperar nada a cambio, es a todas luces decisivo para llevar una vida verdaderamente humana.

Aunque por fortuna son pocos quienes reivindican el egoísmo como elemento de la propia tabla de valores, no por eso sus efectos dejan de estar presentes de modo constante en la vida de todo hombre. Se trata de una pugna que durará toda la vida.


Quien no lucha decididamente
contra sus tendencias egoístas,
se encamina hacia una
auténtica quiebra personal.

Igual que una persona generosa encuentra la felicidad haciendo felices a los demás, el egoísta pasa su vida quejándose de que el resto del mundo no se consagra a hacerle feliz a él.

—Tengo la impresión de que la generosidad y el egoísmo pugnan por lograr el dominio de cada persona, y parece como si esa dominación cristalizara ya desde muy temprana edad.

Un niño o una niña con muy pocos años de edad ya distingue bastante bien la generosidad del egoísmo, y hace opciones morales bien concretas. Son decisiones en las que influye mucho el ejemplo que reciben, pues en la educación de los hijos, como en cualquier proceso de formación, los gestos son más importantes de lo que parece. Las conductas o actitudes egoístas engendran a su vez otras similares en quienes las observan, pues su capacidad de imitación es grande y los modelos vivos son los que tienen mayor capacidad de persuasión. Los comportamientos, las palabras, los gestos, los modos de reaccionar ante sucesos concretos son imitados con rapidez y trasladados a la vida, y así se crea una dinámica que luego no siempre es fácil reconducir.

—Supongo que sucederá lo mismo en sentido positivo…

Afortunadamente. Por eso es importante que las personas descubran pronto la satisfacción personal que brota de la generosidad, del servicio, del hecho de ayudar a otros. Incluso el trabajo nos satisface verdaderamente sólo cuando vemos que aporta algo, que está contribuyendo a hacer algo positivo para otros.

“La mejor forma de conseguir la realización personal –asegura Víctor Frankl– es dedicarse a metas desinteresadas”. La búsqueda egoísta de la felicidad constituye una contradicción en sí misma, puesto que el egoísmo obstruye el camino de la felicidad. Cuando el placer o la comodidad se deben a intereses egoístas, se produce una curiosa paradoja: cuanto más se buscan, tanto más se diluyen; cuanto más se persiguen, tanto más se apartan de nosotros.

Querer a los otros
es el mejor regalo
que podemos hacernos
a nosotros mismos.

Porque ese cariño que damos a los demás revierte en nuestro propio enriquecimiento haciéndonos mejores.

—¿Y ser generoso para alcanzar una satisfacción interior no es, en el fondo, una forma solapada de egoísmo?

Existe ese riesgo, sin duda, aunque no me parece muy peligroso, puesto que la propia dinámica de la generosidad va mejorando a la persona y purificando su intención y sus intereses.

Con la autorización de:   www.interrogantes.net

 Otros temas relacionados:  
¡Es mío, mío y sólo mío!  
Formas de generosidad en la familia 
Otros artículos sobre CAPACIDADES
CD con 4 programas educativos: Nueva ortografía 1º P, Nueva ortografía 2º P, Lecturas escolares y Generador de temas
Enviar a un amigo

Anuncios

5 Responses to Personalidad: Superar el egoísmo

  1. ana erika dice:

    este tema nos ayuda hacer mejores
    personas a no ser tan egoistas
    con los demas y yo digo q esta muy bien por q
    asi nos ayuda hacer mejores personas dia con dia

  2. ana erika dice:

    este tema nos enseña
    muchas cosas para ir
    mejorando y no ser tan
    egoistas y irlo supera

  3. isabel dice:

    que el egoismo es algunas personas lo usan en su conbenencia y que tienen algunas para otras

  4. walter Aliaga Aliaga dice:

    Veo que el egoismo esta en todos los lugares y en todo momento y yo mismo me considero un egoista. Ahora la pregunta; como podriamos superar o que tendriamos que hacer en favor de tanta gente victimas de este mal que se encuentra en nuestro entorno social? Es necesario hacer algo, especialmente la gente preparada, involucrada en este tema. Solo quiero decir que se deberia empezar por la niñez y luego involurar a los familiares por que de esto depende nuestro futuro ya que al lograr ser mejores personas todo seria distinto. Gracias.

  5. aramo dice:

    Hola Walter:
    Estoy de acuerdo en que hay que educar en la generosidad y en el resto de los valores desde la infancia.
    En esta página disponemos del Plan de Formación con ejercicios para los pequeños y los mayores en cada mes.
    Se puede consultar aquí:

    http://aramo.wordpress.com/?page_id=250

    Concretamente para el mes de enero están disponibles 12 ejercicios:

    http://aramo.wordpress.com/?page_id=251

    Arturo Ramo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: