Personalidad débil

6.gif

   Una de las causas de los malos resultados de los estudiantes en el informe PISA  es su falta de voluntad y de esfuerzo en la constante tarea de aprender. Dicen los especialistas en educación que la voluntad debe ser fomentada especialmente en los diez primeros años de la vida. Si en esa etapa no se ha conseguido una disciplina educativa de la voluntad, después todo será más costoso.

   Se puede llegar a la imagen del niño mimado, que es como un muñeco de las circunstancias, traído y tiraneado por la Filosofía del “me apetece”. Por ese camino se llega a una persona caprichosa y apática, como una veleta que se mueve en la dirección de los vientos cercanos e incapaz de proponerse metas y llevarlas a cabo.

   Uno de los factores que más deterioran la voluntad es el uso excesivo de la televisión. Para verla no se exige ningún esfuerzo y sólo hace falta dejarse llevar. Su influencia es nefasta pues fabrica jóvenes pasivos, que se dejan llevar por la imagen sin ningún espíritu de lucha. Otro efecto negativo de la televisión es que cuando el chico no tiene un espíritu crítico ante los programas, termina por no distinguir el bien del mal y lo positivo de lo negativo. Y esto sin contar con el contenido negativo de muchos programas, con violencia, pornografía y con la difusión de modelos aberrantes de personas o de ideologías. Se le ha llamado a la televisión el nuevo y moderno deseducador.

   Todos tenemos más o menos definido un proyecto personal de vida con sus argumentos y motivaciones, que tratamos de llevar adelante con una voluntad adiestrada en pequeños ejercicios.

   La persona con poca voluntad no logra alcanzar sus objetivos y fácilmente se desvía de su proyecto personal. Se olvida de su obligación para escoger lo que le apetece, lo que más le gusta en cada momento.

   Una voluntad débil deja su influencia negativa en cuatro espacios de su vida:

   1. Una personalidad débil con falta de estabilidad y equilibrio interno.

   2. Una vida matrimonial inestable, porque no sabe ceder ante el otro, no suele pensar en los demás y no valora el sacrificio gustoso y escondido para crear un ambiente familiar exigente y alegre.

   3. La vida profesional puede quedarse en un nivel de mediocridad.

   4. La cultura se irá reduciendo a vivir a vivir de espaldas a cualquier curiosidad intelectual. 

   Los perdedores y los triunfadores no se hacen de un día para otro. Los perdedores llagan a ese estado después de años de dejadez, abandono y desidia. Por el contrarío, los triunfadores saben hacer en la vida ordinaria lo que se han propuesto cada día, pero sin agobios ni ansiedades, sino con determinación y esfuerzo.

Arturo Ramo

Otros temas relacionados:
Pequeños vencimientos 
Esfuérzate 
Otros artículos sobre CAPACIDADES 

CD con 4 programas educativos: Lectura rápida (1 y 2), Cálculo infantil y Lectura y ortografía
Enviar a un amigo

Anuncios

3 Responses to Personalidad débil

  1. Isabel Giraldez dice:

    Excelente artículo. Se trata de un tema y un punto de vista sobre muy pocas veces se concreta una opinión.

  2. Denys Sandoval dice:

    Es un buena observacion y muy pertinente . Los adultos no estamos formando voluntades fuertes con tanta permisividad con nuestros jovenes

  3. juan carlos dice:

    me gusto la converdacion muy chevere aunque hehehe los adultos no forman una buena personalidad a sus hijo por varios factores yo lo unico que les digo a los padres es k hablen con sus hijos siempre no importa sexo o lo k sea eso da fortaleza al menor para motivarlo al estudio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: