Contra la crisis, optimismo

tolerancia

   Me parece no es bueno que pasemos todo el día lamentándonos de la crisis porque los lamentos a estas alturas sirven de poco. Ya sabemos que los Bancos americanos primero y después los europeos lo hicieron mal, prestaban dinero sin ton ni son y mucho más del que pedías y como los intereses estaban muy bajos, se les ocurrió dar préstamos más arriesgados y más altos para cobrar un interés un poco mayor: cuanto más dinero prestaban, aun con los intereses bajos, aumentaba el margen de beneficio.

   Con ese afán de beneficios, prestaron grandes cantidades de dinero a personas sin trabajo, sin propiedades y sin ingresos, después empaquetaron esas hipotecas con un nombre atractivo pero sin ningún respaldo económico y lo extendieron por todo el mundo.

   Todo ese entramado nos ha llevado a una situación tan delicada que ahora los Bancos no se fían de nadie y si quieres aumentar el límite de la tarjeta de crédito pasando de 300 euros a 600, te piden que lleves la declaración de la Renta, el justificante de los ingresos mensuales y el recibo del I.B.I. del piso donde vives y aún así, se lo van a pensar.

   Por otra parte sabemos que España debe a diversos países, alrededor de un Billón de dólares y por otro lado, otros países deben a España muchos millones, pero quizás la principal sangría es que España es un solo país pero con 18 gobiernos y esto sí que es difícil de aguantar.

   Y aunque las perspectivas no sean nada halagüeñas, lo que no debemos hacer es estar todo el día quejándonos, sino enfocar los problemas con optimismo y empezar a luchar con todas nuestras fuerzas para salir adelante.

   Actualmente hay empresas que se matan a trabajar para sacar nuevas ideas y nuevas promociones de sus productos y antes de despedir a sus trabajadores, les han rebajado el sueldo de común acuerdo para que todos puedan seguir trabajando. Otras han decidido trabajar menos horas pero siguen manteniendo el personal. Se trata de tener imaginación y ganas de luchar.

   El optimismo es ver la botella medio llena en vez de medio vacía y aunque para muchos resulte difícil, hay que intentar conseguirlo. Incluso los parados deben dedicar ocho horas al día o más a buscar trabajo, diciendo a todo el mundo que están en el paro y a lo mejor del que menos esperan, les saldrá una indicación de que algún conocido necesita una persona para cubrir una plaza ya sea aquí o en otro país porque el mundo se ha convertido en una especie de territorio globalizado.

   Juan Carbó Corominas.
————-
Otros temas relacionados:
Abusos en la Sanidad Española
¿Para qué sirve el socialismo?
Otros artículos sobre la TOLERANCIA
Enviar a un amigo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s