Experiencia: Teatro para cerrar el curso

11, julio, 2011
Buenas prácticas

   Los alumnos de Educación de Adultos de Granada montan y representan “Las mariposas son libres” Lee el resto de esta entrada »


Personalidad: Carácter y valía personal

11, julio, 2011
11.gif
Quien no arriesga nada,
arriesga aún más.
Erica Jong
   ¿Dónde está la felicidad: en ser joven, en tener mucho dinero, en gozar de salud…? Durante más de diez años, un nutrido equipo de investigadores norteamericanos dirigido por David Myers y Ed Diener ha intentado arrojar alguna nueva luz sobre esta cuestión a través de amplios estudios estadísticos. Lee el resto de esta entrada »

La misión familiar:”Todos para uno y uno para todos”

11, julio, 2011
Buena página

   Una de las premisas básicas para que una empresa obtenga los mejores resultados y crezca equilibradamente es que su equipo se involucre. Dicho proyecto debe tener un objetivo final, una ideología, un enunciado que marque el rumbo de su actividad profesional. En términos empresariales se denomina misión de la empresa. Una empresa con unos principios claros es una empresa sólida y robusta, al menos, en sus pilares. Y esto asegura en mucho su éxito. Lee el resto de esta entrada »

El papel de la Filosofía

11, julio, 2011
pensar

   “Enseño a mis alumnos detalles de un inmenso paisaje que ellos posiblemente nunca podrán recorrer”. Así describía su propio trabajo Ludwig Wittgenstein, el filósofo vienés considerado por muchos como el pensador más profundo del siglo XX. Así veo yo también mis clases o los artículos en los que, siguiendo la tradición socrática, intento estimular la creatividad personal de quienes me escuchan o trato de invitar –¡de urgir!– a mis lectores a pensar por su cuenta y riesgo. Como enfatizó Hannah Arendt, el mayor peligro que se cierne sobre nuestras vidas es a fin de cuentas la banalidad. La superficialidad es –me parece a mí– uno de los componentes básicos de la cultura contemporánea. Pararse a pensar está considerado casi siempre como cosa de mal gusto y la filosofía suele ser menospreciada por ininteligible o irrelevante. En nuestra sociedad, el “soma” de Un mundo feliz –que disipaba todas las preocupaciones y las melancolías– forma ya parte de la dieta habitual de jóvenes y adultos. Lee el resto de esta entrada »

Enseñar a estudiar

7, julio, 2011
Técnicas de estudio

   Los resultados escolares en los informes PISA suelen ser muy negativos y la causa no suele ser la falta de los estudiantes sino que no saben estudiar o no se esfuerzan y ponen voluntad en este trabajo, entre otras posibles causas.

   Igual que para ejercer una profesión hace falta desarrollar unas habilidades específicas, también para estudiar hace falta dominar unas técnicas generales de estudio que mejoren el rendimiento escolar y se aproveche el tiempo.

   ¿Qué hace un buen estudiante? En primer lugar, entiende lo que estudia, es decir, que practica la lectura comprensiva y se entera de lo que se dice en una lección. Algunos chicos no saben hacer problemas porque no entienden el planteamiento ni lo que se les pide. En toda lectura comprensiva es muy positivo hacer preguntas de comprensión, para captar las razones del texto y no solamente los datos.

   En segundo lugar, el buen estudiante capta la idea principal de cada párrafo o apartado y lo subraya con lápiz. Con esas ideas subrayadas podrá hacer un esquema, ordenando y relacionando los contenidos. El subrayado y el esquema facilitan la comprensión y la memorización de la lección. El estudiante eficaz sabrá expresar de forma sintética y ordenada las ideas del esquema.

   En último lugar, el estudio ha de ser activo y reflexivo. Trata de plantearse preguntas personales y hallar las respuestas. Además, el estudio será eficiente, es decir, que obtiene buenos rendimientos escolares, con relación al tiempo empleado.

   Por el contrario, el mal estudiante no sabe estudiar ni sigue ningún método establecido. Trata de aprender de forma memorística, repitiendo lo estudiado de modo literal y sin comprenderlo. Esto no le motiva sino que le produce frustración, al no encontrar ningún sentido ni valor a lo que estudia.

   Su forma de estudiar es pasiva, no hace lectura comprensiva, ni subraya, ni se plantea preguntas, ni consulta el diccionario, ni hace esquemas. Aunque dedique bastante tiempo, no obtiene rendimientos satisfactorios y suele terminar en frustración y fracaso escolar.

   Estas técnicas de estudio las pueden aprender los chicos de sus padres y ser un complemento positivo en la realización de los deberes escolares en casa. Y por supuesto, también se enseñan de forma sistemática en los colegios. Como en otros aspectos de la educación, también sobre los criterios de enseñar a estudiar es necesaria la colaboración entre padres y profesores.
   Arturo Ramo García
http://www.aplicaciones.info
————–
Otros temas relacionados:
Motivar y enseñar a estudiar
Estrategias de estudio y estudiantes de secundaria eficaces
Otros artículos sobre TÉCNICAS DE ESTUDIO
Vídeos de Ética social cristiana

Enviar a un amigo