Experiencia: Los idiomas son cosa de todos

Buenas prácticas

   Los profesores de un centro de Benamejí (Córdoba) ayudan a que las lenguas extranjeras salgan de sus clases y tengan mayor presencia en las aulas .

   Hoy en día, el conocimiento de idiomas se ha convertido en una herramienta imprescindible en aras de encauzar nuestra vida profesional, social e incluso de ocio. A esta realidad no es ajeno el mundo docente, como demuestra esta iniciativa de apoyo de un centro cordobés a la tarea de los maestros de lengua extranjera.

   Los maestros de lengua extranjera debemos estar en “primera línea de batalla” para hacer llegar los idiomas a nuestros alumnos. Pero ciertamente, y es fácilmente comprobable, impartir las horas que la programación determina de lengua extranjera para cada curso es, a todas luces, insuficiente.

   Es por eso que en este pasado curso se llevaron a cabo, con forma de grupo de trabajo, una serie de actividades encaminadas a que el resto de profesores pusieran en práctica en sus horas lectivas, recursos, herramientas e información en inglés y, en menor medida, francés, para introducir cuestiones pertenecientes a otras materias o simplemente para dar instrucciones, órdenes o explicaciones en general sobre cualquier otro tema.

   En principio, los profesores participantes llevaron a cabo un examen, que sirvió para calibrar su nivel en los idiomas francés e inglés y cuyos resultados fueron comentados en subsiguientes sesiones y sirvieron para orientar el método a seguir en el curso y las actividades a realizar.

   A su vez, en las diferentes aulas colgamos posters con mensajes para los alumnos en inglés y francés sobre lo que se debía hacer o no hacer en clase, con su correspondiente dibujo (don´t fight, pas parler avec les copains, etc).

   También se pegaron en las puertas de las dependencias del centro carteles indicadores y señales con el nombre de éstas en inglés y un plano del colegio, que se repartió a cada tutor con las mencionadas dependencias en ese idioma.

   Por último, y ya como actividad escolar, elegimos entre varias canciones en lengua inglesa Yesterday, de The Beatles, que un grupo de alumnos de buena pronunciación interpretarían en la fiesta de fin de curso bajo mi supervisión.

   En ningún momento se determinó que se realizara en forma de clase magistral por mi parte, sino más bien una puesta en común de ideas, experiencias, opiniones de los componentes, bajo mi moderación y de ahí extraer colectivamente lo más interesante o las directrices que más tarde pudieran guiar las actividades en el aula.

   En otras ocasiones aprovechamos para visitar diversas páginas web en Internet relacionadas con la educación, en habla inglesa, francesa o italiana, con la particularidad de que yo no decía ninguna, eran los participantes los que tenían que ingeniárselas para encontrarlas. De esta forma se familiarizaron con esta importante herramienta, muy desconocida aún para algunos docentes, y se sentaron las bases para que se utilizara en clase con sus alumnos.

   El grado de implicación de los componentes del grupo fue, en general, muy alto y, sorpresivamente, interesó mucho a maestros veteranos, incluso alguno que está ya pronto a jubilarse. Evidentemente, el horario elegido no es el más idóneo para este tipo de actividades pero tampoco había mucho donde elegir. No obstante a la mayoría no les importaría repetir y quedaron satisfechos del resultado.

   Detección de necesidades de formación

   Es evidente que en un centro se funden diversos conceptos sobre lo que es el proceso de enseñanza y aprendizaje, que se ve reflejado especialmente en las ideas y actuaciones de profesores veteranos por un lado y jóvenes por otro. Por supuesto, los primeros se ven más reacios a aplicar iniciativas en el campo de las lenguas extranjeras, esencialmente por su falta de preparación y en ocasiones por miedo o desgana a enfrentarse a nuevos retos.

   Este colegio presentó en el pasado un proyecto a la delegación para convertirse en centro bilingüe, que finalmente fue rechazado porque se detectó una falta de continuidad para los alumnos, en materia de idiomas extranjeros por parte del instituto de la localidad. Creo que es responsabilidad de las autoridades educativas poner los medios pertinentes para suplir estas carencias de formación, tanto en primaria como en secundaria, para que proyectos importantes e innovadores como este no caigan en el olvido.

   Respecto al grado de consecución de objetivos, cabe decir que ha sido satisfactorio, ya que se ha conseguido concienciar al profesado asistente, incluido el más veterano, de la importancia que tiene una educación plurilingüe en el contexto actual de enseñanza, que se nutre de contactos en multitud de campos, con países del ámbito europeo, siguiendo las directivas del Marco de Referencia Europeo desarrollado por el Consejo de Europa, como eje de su política para la cooperación cultural de sus miembros. En otras palabras, se pretende abrir la educación y la formación a un mundo más amplio y de paso, promover el uso de nuevas tecnologías, como ordenadores, Internet. dvd, etc.

   Este objetivo incluye, por una parte, la construcción del espacio europeo de educación y formación mediante la movilidad y la enseñanza de las lenguas extranjeras y, por otra, el refuerzo de los vínculos con el mundo del trabajo, la investigación y la sociedad civil en su conjunto.

   A título personal, como coordinador, estoy satisfecho, pero pienso que se podría haber hecho más, primero por la falta de tiempo de que se dispone para las reuniones, segundo por la diferencia de criterio sobre la concepción sobre el uso de lenguas extranjeras que tienen algunos maestros y padres de los alumnos, que hace complicado poner en marcha iniciativas relacionadas con el bilingüismo. Por otra parte, debo indicar que la dotación económica del CEP ha sido un tanto escasa con lo que los materiales han quedado reducidos a posters, fotocopias, cartulinas, un radio-CD y poco más.

   Solamente me gustaría mencionar la falta de medios materiales para llevar a cabo actividades, así como la escasa dotación económica para la realización de las actividades previstas, ya que echamos en falta libros, diccionarios, manuales, cuentos, CD-Rom interactivos, música, películas, proyectores o reproductores de DVD que hubieran servido para acercar más el mundo de los idiomas a los maestros y a sus alumnos.

   Asimismo, sería interesante que el CEP o la delegación dieran más asesoramiento desde el principio a los grupos de trabajo que se inician, debido a que somos ajenos a muchos recursos disponibles.

   Luis Ramírez Miranda. Profesor del CEIP “Menéndez Pelayo” de Benamejí (Córdoba

   Con la autorización de: http://comunidad-escolar.pntic.mec.es
—————-
Otros temas relacionados:
Experiencia: Las olimpiadas comunicativas
Experiencia: Inglés y nuevas tecnologías
Otros artículos sobre EXPERIENCIAS

Enviar a un amigo

Anuncios

3 Responses to Experiencia: Los idiomas son cosa de todos

  1. Enrique dice:

    Hola,

    Vivo en Long IsLand, NY, Tengo a mi hijo en un programa de “dual language” dos idiomas. Tengo mis dudas. A veces pienso que se puede atrasar en el ingles. ¿Que piensan? El sabe ingles y espanol ahora.

    Enrique Garcia

  2. aramo dice:

    Hola Enrique:
    Pienso que estudiar los dos idiomas puede ser positivo y no perjudica a ningún alumno.
    Un cordial saludo de
    Arturo Ramo

  3. Enrique dice:

    Arturo,

    Gracias por contestarme.

    Enrique

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: