El valor del ejemplo

Familia

   Con frecuencia nos repiten las autoridades educativas que la educación no termina nunca y que uno de los ejes de esta ley de educación y la otra es la formación continua.

   Esto es especialmente necesario para los educadores, tanto padres como profesores, pues para mejorar a los demás, primero tienen que cultivarse ellos mismos como personas, como padres, como educadores, como profesionales y como cristianos.

   Los educadores pretenden que los jóvenes sean cultos, que tengan el hábito de la lectura y estudio, que sepan aprovechar el tiempo libre para su enriquecimiento personal y que su trabajo posterior tenga una finalidad de servicio a los demás. Pero los padres y profesores deben dar ejemplo en todo esto.

   Porque los educadores forman a los educandos con sus palabras, pero mucho más con su forma de ser y su ejemplo. Los entendidos en educación afirman que las palabras mueven, pero el ejemplo arrastra. El ejemplo recibido en la familia es la huella más profunda que queda en los hijos. La conducta de los padres es estímulo y señala el camino de la conducta de los pequeños. Los chicos admiran a sus profesores y padres por su capacidad de lucha para mejorar ellos mismos como personas.

   Quizás el aspecto más importante del tema que se comenta es la coherencia. Es fundamental la coherencia de los padres entre lo que dicen y lo que hacen, así como entre lo que exigen a sus hijos y lo que se exigen a si mismos. Si se vive esta coherencia, los padres ganarán en prestigio y credibilidad para ejercer la autoridad en la familia.

   Si los educadores descuidan su propia formación personal difícilmente lograrán el cultivo interior de los hijos y alumnos, porque solamente educan los que se esfuerzan en mejorar su propio nivel de formación; solo enseñan las personas que siguen aprendiendo en su edad adulta y solo ayudan a madurar las personas que tienen cierto nivel de madurez.

   Todo esto lleva a una cierta exigencia de autoformación por parte de los educadores, porque nadie da lo que no tiene.

   Arturo Ramo
—————
Otros temas relacionados:
La causa ejemplar en la educación
La fuerza del ejemplo
Otros artículos sobre la FAMILIA

Enviar a un amigo

Anuncios

One Response to El valor del ejemplo

  1. cora amorin dice:

    Excelente aporte. Puse un enlace en mi FB.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: