Coherencia: la clave de la educación

11.gif

   Aunque no seas el mejor de los pedagogos, aunque no sepas técnicas ni estrategias educativas, si eres coherente y si detrás de tu coherencia descansa el más profundo amor por tus hijos (no el amor fácil sino el responsable, el que toma decisiones difíciles y a veces dolorosas) entonces vas por el buen camino.

   Ser un buen ejemplo a imitar por tu hijo te facilita tu trabajo como formador en más de un 75%.

   El secreto de una educación eficaz no es exigir. El secreto es saber amar a los hijos y, con ese sentimiento, exigirnos primero a nosotros mismos:
Si tu objetivo siempre ha sido ser “el mejor amigo” de tu hijo…¿por qué te lamentas ahora de que no te profese el respeto que conlleva la figura paterna?
¿Por qué castigas a tu hijo cuando te falta al respeto cuando eres tú el que siempre acaba gritando en las discusiones de pareja?
¿Te has parado a pensar en el mensaje que le trasmites cuando tienes “aparcado” en un rincón de tu casa a tu propio padre, ya anciano, o cuando lo visitas en la residencia una vez al mes? ¿Cómo puedes quejarte de que tu hijo no es cariñoso ni detallista contigo?
¿Crees que será sincero contigo tu hijo si ve que tu mientes en la biblioteca cuando has perdido un libro y debes comprar otro?
¿Con que derecho les exiges a tus hijos sobriedad en los caprichos si eres el primero que sucumbe a la publicidad y a las modas?
¿Crees que te tomarán en serio cuando les insistes en que leer es muy importante para su futuro si siempre te ven haciendo zapping con el mando del televisor?
¿Cómo puedes trasmitirles la idea de que sus estudios son importantes para ti si nunca tienes tiempo ni interés para hacer tutorías con sus profesores?
¿Sabes el daño que les haces cuando criticas delante de ellos a sus profesores, a amigos, a personas allegadas?
¿Has llegado a pensar le profunda herida que les haces en su personalidad cuando juzgas gratuitamente y comentas sin conocimiento de causa y/o prejuicios los acontecimientos del día a día?
¿Por qué te quejas de que tu hijo es desobediente si las normas de tu casa dependen más del humor del día que de los principios que hay detrás de ellas?

   Por Elena Roger. Con la autorización de: www.solohijos.com
——————
Otros temas relacionados:
El poder y la autoridad
El amor en la educación
Otros artículos sobre la FAMILIA
Descargas de CÁLCULO
Enviar a un amigo

Anuncios

One Response to Coherencia: la clave de la educación

  1. Enrique dice:

    Somos muchos y no hay suficiente para todos, solo para los mejores, para los más listos o los más fuertes, para los que están mejor preparados. Este es el mensaje y está en contradicción con el modelo de escuela pública que se postula en las leyes educativas: una escuela que facilita la igualación social incluyendo a todos y en la que nadie debería sentirse discriminado por su diferencia.
    Pero esta incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace nos afecta a todos. Hay un sentir ambiguo en el que, por un lado, queremos una educación distinta y, por otro, necesitamos la seguridad de que esta educación no nos deja en desventaja. Y buscamos una solución de compromiso que quiere creer que la fórmula consiste en formar mejor a los profesores, en que estén mejor pagados, dispongan de más recursos y sean capaces de motivar más a sus alumnos.
    Esto ayudaría, pero no basta ni es lo fundamental.
    http://www.otraspoliticas.com/educacion/incoherencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: