Reprensión razonada

Orden

   En muchas ocasiones los chicos se equivocan o hacen cosas inapropiadas. Entonces los padres y profesores se ven en la necesidad de reprender la mala conducta y ayudar al pequeño en su formación personal.

   Pero la tarea de reprender no suele ser fácil. Con frecuencia los padres lo hacen de forma inoportuna y con falta de tacto. Se dejan llevar por el mal genio y reprenden a sus hijos a gritos, imponiéndoles castigos precipitados. Les echan en cara los trapos sucios y la lista de agravios de las conductas negativas pasadas.

   Ante esta situación agobiante, los chicos suelen reaccionar con mecanismos de defensa, tales como la mentira o echando la culpa de los problemas a otras personas o circunstancias. Piensan que los castigos precipitados injusticias de los mayores, que no olvidarán fácilmente.

   La solución a estos problemas es aprender a reprender de forma razonada. Los educadores han de ser personas serenas y con dominio de sí mismas. Al evitar los enfados se ganan una autoridad natural, que resulta atractiva e infunde respeto en los demás.

   A la hora de reprender habría que tener en cuenta algunas cuestiones: en primer lugar, tratar de comprender al
chico y escuchar de él las razones o motivos que han originado una conducta irregular. Podemos aplicar aquí el sabio principio jurídico recogido en el Derecho Romano que dice: No se puede juzgar a nadie sin haberle antes escuchado. Después de saber lo que dice el interesado habrá que escuchar a otras personas por aquello de
que hay que oír las dos campanas (o más, si es el caso). Al conocer la fiabilidad de cada versión se tendrá un criterio razonado para calibrar la culpabilidad de cada uno.

   Si hay que reprender, se hará en el momento oportuno, quizás no inmediatamente, sino cuando los ánimos estén serenos. Es positivo hablar a solas, convenciendo a las buenas y sin humillar. Se pueden utilizar palabras de afecto, sin ningún rastro de disgusto personal, amenaza o venganza. Después de explicar los motivos de la reprensión, habrá que decirle que se confía en que va a mejorar y sabrá corregir la conducta inapropiada.
   De esta forma el pequeño, en lugar de inventarse mentiras, empezará a decir la verdad y vivir con sinceridad.

   Por Arturo Ramo. 17-XI-2012. www.aplicaciones.info

————————
Otros temas relacionados:
La disciplina como sinónimo de perfeccionamiento y orden
El miedo a exigir
Otros artículos sobre la DISCIPLINA
Enviar a un amigo

Anuncios

One Response to Reprensión razonada

  1. marycarmen dice:

    Tienes toda la razón, ojalá se fuera diciendo por todos los colegios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: