El embrión es persona

 

Los galos que malogren a su benjamín en un aborto natural, podrán afiliarlo en el Registro Civil y apuntarlo en el libro de familia. La disposición supone un amparo para los 50.000 matrimonios que pierden un pequeñuelo, cada año por el aborto no deseado. Es el reconocimiento jurídico del embrión.

A través de dos disposiciones publicadas, por el Boletín Oficial del Estado galo, se concederán a las estirpes que estén en esas circunstancias, “poder disponer de una mención simbólica de ese niño, con nombre de pila”.

Según han manifiestado los grandes rotativos franceses, como Le Fígaro, el derecho de apuntar a los chiquillos germinados cadáveres en el Registro Civil, es aceptar al feto como a un ser viviente, desde el momento de su concepción.

Gabriel Roselló

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s