Las nuevas tecnologías como material educativo

11.gif

    Si hoy en día nadie pone en duda la necesidad de utilizar las nuevas tecnologías en todos los campos del saber para ponernos al día, tanto de las noticias de ámbito nacional como internacional, siento imprescindible en cualquier campo del saber y de las más importantes tesis doctorales e investigaciones científicas, no obstante, no está tan claro la utilización de las TIC, de manera continuada, en el campo del sistema educativo.

    Personalmente, no soy partidario de una total utilización de los ordenadores portátiles en colegios e institutos, desde los 6 años a los 18. En primer lugar los pocos colegios e institutos que en España los están utilizando, se están encontrando con ciertos problemas relacionados con la salud de los alumnos como: enrojecimiento de los ojos, lacrimeo, migrañas, miopía. ansiedad, estrés…

    Además, no es fácil abrir y cerrar todos los ordenadores a la vez de tal forma que algunos ordenadores “se cuelgan” o no funcionan con agilidad lo que retrasaría el aprendizaje para esos alumnos.

    Algunos alumnos aprovechan cualquier descuido del profesor para entrar en páginas web inadecuadas que no tienen nada que ver con la materia que imparte el profesor. Estos alumnos están más pendientes del descuido del profesor para entrar en páginas webs de juegos o actividades de ocio que de adquirir, por estos medios, nuevos conocimientos en la materia.

    Pienso que el sistema ideal de aprendizaje sería el que combina el material tradicional del libro de texto junto con clases puntuales de utilización de la pizarra digital y audiovisuales como complemento necesario al libro de texto que, de momento, pienso que sigue siendo básico en el aprendizaje de los alumnos.

    La utilización de páginas webs en Internet de forma continuada además de producir algunos problemas de salud (como hemos visto anteriormente) lleva al alumno a un análisis muy superficial y, a veces, erróneo de lo que pretende saber ya que junto con datos reales objetivos aparece un sinfín de erratas e inexactitudes que el alumno no es capaz de discernir.

    Hace unos meses me encontré en una página web de Internet que el vocablo Al-Andalus procedía de una palabra de la época visigoda cuando estuvieron en España. Este craso error puede ser considerado como dato real por algún alumno que no sepa mucho en el área de ciencias sociales.

    Los errores son bastante frecuentes por Internet y solo los expertos son capaces de diferenciar los datos reales y objetivos de esos documentos. Los alumnos suelen darlos todos como ciertos bien por comodidad o porque realmente no saben en realidad que datos son reales y cuales falsos.

    Por consiguiente, según mi opinión, hemos de incorporar las nuevas tecnologías, con cuidado y poco a poco, en el sistema educativo manteniendo el libro de texto como material básico dentro del aprendizaje de los alumnos, al menos a nivel de Primaria y Secundaria.

    Las TIC cambian la posición del alumno que debe enfrentarse, de la mano del profesor, a una nueva forma de aprender, al uso de nuevos métodos y técnicas. De la misma forma que los profesores, los alumnos, deben adaptarse a una nueva forma de entender la enseñanza y el aprendizaje que no siempre es fácil de adquirir.

    Como señala José Joaquín Brunner: “Uno de los grandes dramas de los jóvenes de hoy a nivel de secundaria, son los cambios que ocurren en el mundo, y la “crisis de sentido”, de cómo entender lo que está pasando y cómo usar el conocimiento. Esas respuestas no nos vienen del contacto con las máquinas. Al contrario, nacen por un proceso lento y gradual de maduración intelectual (opuesto a la rapidez superficial de la informática) y moral que, en definitiva, es lo que da la educación”.

    Pienso, por tanto, que lo ideal sería la buena combinación de los materia les didácticos clásicos (libros, mapas, esquemas conceptuales…) con las TIC empleadas de forma correcta para evitar desconexiones y falsas informaciones. De esta manera podríamos conseguir alumnos con una base cultural sólida y capaces de utilizar las nuevas tecnologías con plenas garantías de éxito en los trabajos que se propongan realizar.

   Benedicto Cuervo Álvarez.
———
Otros temas relacionados:
El ordenador en la enseñanza
Educación e internet
Otros artículos sobre INTERNET
Enviar a un amigo

Anuncios

2 Responses to Las nuevas tecnologías como material educativo

  1. no es muy recomendable las computadoras y el internet como material educativo porq podrían ingresar los menores en páginas equivocadas . Ademas produce muchas enfermedades visuales.

  2. aramo dice:

    Hola Vivián:
    Sobre los efectos negativos de los ordenadores en la enseñanza, te puedo decir dos cosas:
    Que puede que hagan daño a la vista y que se puede perder el tiempo buscando por Internet.
    Que los ordenadores e Internet es un instrumento muy útil para la enseñanza. Si los ejercicios son interactivos es una estupenda base de motivación para los chicos. Yo hice un trabajo de investigación sobre la mejora en el aprendizaje de la ortografía utilizando un programa de ordenador y el resultado fue que los chicos que siguieron la enseñanza con ordenador ganaron en un 26% de eficacia sobre los que siguieron la enseñanza tradicional.

    Puedes leer un artículo sobre este tema en:
    http://www.aplicaciones.info/inves/inves00.htm

    Un cordial saludo de
    Arturo Ramo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: