NUEVAS VUELTAS AL ABORTO

aborto

El Gobierno del PP ha dado marcha atrás en su nueva ley sobre el aborto y provocó la dimisión del ministro Gallardón, aduciendo que es “lo más sensato”. Eso será según se mire, los 300 nuevos españoles que cada día son enviados al limbo, no opinarían lo mismo, si se les dejara vivir para opinar.

Hay muchas falacias sobre el aborto, la primera es que es un “derecho” de la mujer. Hoy en día cualquier asunto es un “derecho”, pero, ¡¿esto?! ¡¿un derecho?! Si fuera un derecho cualquier sociedad sería mejor cuanto más y mejor se ejerciese. Por ejemplo, el derecho al trabajo, cuanto más y mejor se ejerza, mejor será la sociedad española. En ese mismo caso, se podría deducir que cuanto más y mejor se abortase en España, mejor para los españoles como sociedad y para las españolas en particular. Huelga decir que es una solemne estupidez. El aborto nunca puede ser un derecho de la mujer, porque el hijo NO es de la mujer, es un ser independiente que tiene sus derechos desde la misma concepción, o al menos debería tenerlos; el principal el derecho a la vida, sin el cual los demás son papel mojado.

Otra falacia que se escribe y se dice sobre el aborto es que es “un asunto de conciencia”. Un asunto de conciencia es algo que no afecta a los demás sino solo a uno mismo y en esto hay mucho de que hablar. Por ejemplo uno puede fumar y decir que con su salud hace lo que quiere, ese es un asunto de conciencia. Pero la sociedad le restringe los lugares donde puede fumar porque, aduce, el humo puede perjudicar a terceros. Muy  bien. Perfecto. El aborto no puede ser un asunto de “conciencia” porque afecta también al futuro o futura, niño o niña. A la futura o no posible vida de este niño o niña.

Por último, las incongruencias de la ley y la justicia españolas: en estos días se ha condenado a una madre de Pilas (Sevilla) que asesinó y congeló posteriormente a sus dos bebés recién nacidos, a una pena de 35 años de cárcel. Si la misma madre un mes antes de dar a luz, hubiera encontrado un sicólogo que hubiera informado, que dichos bebés eran un peligro para la salud síquica de la madre (no hubiera estado desencaminado, visto lo que sucedió después) y esta hubiera abortado, no solo se libraba de la cárcel, sino que hasta le felicitaban por ejercer su “derecho a abortar”. En este país vivimos….

ALEJANDRO PEREZ BENEDICTO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s