¿HAY VERDADERA DEMOCRACIA EN ESPAÑA?

La democracia se define genéricamente como el gobierno del pueblo para el pueblo. Esta es en líneas generales la definición teórica, pero ¿Cómo puede saberse en la práctica, si existe verdadera democracia en un país y en un momento determinado?

Entiendo que puede saberse, cuando analizando un régimen político, se averigua si posee, entre otros aspectos, los 5 pilares fundamentales de la democracia, que son:

1. El ejercicio de las libertades públicas de expresión, reunión y manifestación, sin censuras previas.

2. La necesaria separación e independencia de los poderes que conforman la Administración del Estado, que son el Poder Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial.

3. La representación directa y personal de los elegidos por los electores, en cada elección.

4. El debido respeto a las ideas y las actividades de otros grupos de personas o Partidos que piensan de modo distinto al que gobierna.

​ 5. Defender la unidad de la nación española con firmeza, tomando las medidas políticas necesarias para que esa defensa sea efectiva y solidaria entre todos los españoles

Hay además otros aspectos del régimen político que son también muy importantes, como el cumplimiento de las leyes y disposiciones emanadas del Gobierno, la transparencia de las actividades económicas, políticas y sociales del Estado, gobernado por el Partido en el Poder, la moralidad del comportamiento de los cargos políticos de gobierno, la distribución adecuada de competencias entre el Estado y las autonomías, etc.

Desde esta perspectiva, no hay duda de que en España tenemos un mínimo de democracia que se manifiesta por el ejercicio indiscriminado de las libertades públicas, y en el respeto a las ideas (con matices) y a las actividades de la oposición, pero falla en lo que se refiere a los pilares democráticos de la separación de poderes y en la falta de representatividad.

En efecto, en nuestro país no hay verdadera separación de poderes, porque los Partidos mayoritarios han invadido, condicionado y mediatizado el Poder Judicial en las Altas Instancias, para ponerlo prácticamente a su servicio, con el nombramiento por cuotas de poder de los Magistrados de los Tribunales.

Tampoco hay verdadera representatividad, porque los electores, al tener que atenerse a elegir globalmente unas listas cerradas y elaboradas por cada Partido, los elegidos que aparecen en esas listas, representan a la dirección o cúpula del Partido que los ha incluido y no representan para nada al elector que deposita su voto en las urnas.

Por todo ello, puede afirmarse con poco margen de error, que la democracia española es mínima, no representativa, y a todas luces insuficiente. Ahora bien, ¿llegaremos los españoles a tener una verdadera y suficiente democracia, un régimen que pueda llamarse realmente democrático, aunque siga teniendo defectos como algo inherente a toda actividad humana.

Con los Partidos mayoritarios PP y PSOE, que nos han gobernado durante estos casi treinta últimos años en los que han desarrollado esas ideas, leyes y actos tan antidemocráticos como son la falta de representatividad, y la no separación de poderes en su propio beneficio, no en el de los electores, me parece cuestión bastante difícil, a no ser que surjan nuevos Partidos con implantación suficiente y con principios en favor de los ciudadanos, que con su voto les obliguen a pactar esas modificaciones y otras que podamos hablar de una verdadera democracia.

 

Roberto Grao Gracia

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s