El difícil papel del educador

11.gif

   La pedagogía (palabra compuesta de origen griego, paidos=niño y ago=dirigir, llevar) no es, simplemente, el arte de instruir y educar a los niños aunque ello lo tenga que llevar a cabo también el profesor, sino que hemos de tender hacia la autoeducación, intentando involucrar al alumno a partir ya del tercer ciclo de Primaria.

   El alumno, pues, a partir de los 9 ó 10 años, tiene que ir dando los primeros pasos hacia su propio trabajo personal. El profesor ha de ser una especie de guía-orientador del esfuerzo y trabajo diario que tiene que realizar el alumno no por obligación sino porque está suficientemente motivado para llevar adelante su propia formación utilizando, para ello, todo tipo de fuentes que hoy en día son muy abundantes (libros, enciclopedias, libro electrónico, internet, WhatsApp…) para lograr unos determinados objetivos académicos, sin olvidarse de una actitud y comportamiento responsable al igual que el ir adquiriendo determinados valores (como el ser solidario con los demás, respetar las diferencias o no dejar marginado a ningún compañero) que le servirán no solamente para tener unas buenas relaciones dentro de la clase o del colegio sino que le irá formando como un buen ciudadano para asumir, con responsabilidad, las tareas que tendrá que realizar en el futuro.

   De esta forma, involucrando al alumno en su propia formación, el profesor dejará de ser un orador que recite de memoria o por apuntes en clase unos conceptos que los alumnos, en muchas ocasiones, no serán capaces de ver su utilidad y, por consiguiente, ese discurso del profesor les entrará por un oído y les saldrá por el otro. De ahí la gran importancia de una buena combinación entre la teoría y la práctica que necesariamente ha de llevarse a cabo, utilizando las prácticas tradicionales (realización de esquemas, mapas conceptuales, resúmenes, ejercicios, etc) con las más modernas como la utilización de los ordenadores para entrar en internet y ver algún documental que sirva de complemento a lo que se ha explicado, con anterioridad, en clase.

   Los alumnos han de sentirse cómodos en clase y darse cuenta que son un elemento importante o más bien fundamental dentro del sistema educativo. Pienso que no estaría de más el darles ciertas orientaciones pedagógicas y metodológicas del camino y los pasos que vamos a ir dando a lo largo de las próximas clases. Esto les orientará y animará a seguir adelante al igual que responder a las preguntas que, en un momento determinado, puedan surgir.

   La tarea del profesor no es fácil, ni mucho menos. No solo tiene que enseñar determinados conceptos de su asignatura e insertar, en algunos casos de forma trasversal, temas de actualidad e interés general, sino que debe de motivarles, educarles en valores y fijarse de forma individualizada en las posibles dificultades y diferencias de cada uno de sus alumnos ¡incluso suministrarle medicamentos! si llega el caso (este tema se está discutiendo en nuestra comunidad asturiana).

   Todas estas exigencias de nuestra sociedad no son fáciles de asumir por el profesorado. La realización de todas estas tareas nos llevaría, como diría Natanson: “ a dudar de nosotros mismos, hecho que pocos individuos, y menos aun grupos, son capaces de asumir y prefieren, las más de las veces, buscar un chivo expiatorio para que cargue con todos los fallos o errores que se pudieran haber cometido”.

   Evidentemente, para intentar llevar adelante todos estos principios pedagógicos, tendríamos que disponer de una Ley de Educación aprobada por consenso de la mayor parte de los partidos políticos que nos representan en el Congreso y Senado de España. La LOMCE (que solo fue aprobada por los miembros del PP, al igual que la anterior LONGSE, únicamente por los representantes del PSOE) propicia una evidente inestabilidad en nuestro sistema educativo ya que con el cambio de partido en el gobierno se cambia la Ley (unas 7 veces en los últimos 30 años).

   Además, en estos últimos años –desde 2009 hasta hoy- se están recortando los recursos para poder llevar adelante la aplicación y puesta en marcha, con ciertas garantías, las leyes y decretos referentes a educación. Los salarios llevan más de cinco años congelados y los maestros y profesores que se jubilan no son reemplazados por otros en la misma proporción sino que apenas llegan a un nuevo profesor por cada diez jubilados.

   Por otra parte, los materiales didácticos están quedando anticuados ya que el plan de recortes en educación conllevó la paralización del material más moderno y sofisticado que, en un principio, se pensaba dotar a los centros educativos y que solo se llegó a aplicar mínimamente (entrega de un ordenador portátil para cada alumno, pizarras digitales, nuevos pupitres, mesas y sillas para el profesor, material de laboratorio…). Incluso, en el caso de Asturias, se produjo un tema de corrupción referente a facturas falsas de material escolar y tráfico de influencias que, presuntamente, implicaría a varios empresarios y altos cargos dentro de la Consejería de Educación asturiana (caso Marea). Todavía este caso está sin resolución judicial pero el fiscal ve indicios de malversación de fondos públicos, fraude fiscal y adjudicación de contratos de forma irregular.

   Pienso que tanto el Ministerio de Educación como bastantes Consejerías están aplicando un sistema abusivo de recortes en educación. Aparte de la congelación e incluso disminución salarial, vamos hacia una nueva masificación de las aulas y se sigue utilizando unos materiales que cada vez se están quedando más obsoletos. Ante este evidente desequilibrio entre recursos económicos y escaso profesorado para llevar adelante plenamente los retos que tenemos delante cabe preguntar ¿y qué más desean ustedes?.

   Benedicto Cuervo Álvarez
———–
Otros temas relacionados:
El miedo a exigir
Cómo corregir
Otros artículos sobre PROFESORES
Temas interactivos de AUTOEDUCACIÓN
Enviar a un amigo

Los inicios de Fomento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: