El sistema capitalista

Simplificando mucho, puede afirmarse que existen dos grandes sistemas económicos: el comunista y el capitalista, ambos con diversos y numerosos matices, dada la complejidad de la conducta humana.

También puede decirse que el capitalismo como la democracia, es el menos malo de los dos, porque sabe crear riqueza y el otro el comunismo, obsesionado por la distribución y la igualdad, se muestra incapaz de hacerlo, porque al atribuir al Estado en exclusiva la creación de riqueza, sin ninguna flexibilidad, odia y anula la libertad de empresa de iniciativa privada y reduce al mínimo el derecho a la propiedad privada, llegando incluso a avasallarlo y anularlo. En el caso del comunismo, todo lo tiene que planificar y hacer el Estado, convirtiendo así a los hombres en meros instrumentos de trabajo para la gloria del sistema, gloria efímera e irreal, bien es verdad.

El capitalismo se caracteriza por tres principios fundamentales: la supremacía del capital sobre el trabajo, el respeto a la propiedad privada, y la libertad de empresa y de mercado, principios del todo necesarios para crear riqueza, artículos, productos y servicios para el consumo humano.

Ahora bien, el capitalismo también tiene sus defectos muchas veces muy graves, dependiendo del modo como se organice, desarrolle y sea controlado por parte del Estado moderno que, indudablemente tiene una función importante en la creación de riqueza y de su distribución.

El Estado debe intervenir en la economía, respetando la libertad de mercado y la iniciativa privada, pero a la vez, impidiendo que la supremacía atribuida al capital se convierta en abuso sobre el trabajo, estableciendo leyes adecuadas para la defensa de los más débiles, es decir, el trabajador y el consumidor, y exigiendo su cumplimiento.

Si así no lo hace y se pliega a los intereses del gran capital –léase grandes empresas, grandes financieros y grandes especuladores-, incumple su función reguladora y deja desamparados a los colectivos más débiles de la sociedad, dejándoles inermes sin defensa posible.

Ocurre entonces lo que se ha llamado desde tiempos inmemoriales, como “capitalismo salvaje” que puede ser más o menos salvaje y que campa a sus anchas mediante el abuso y promulgación por el Estado de leyes injustas que castigan a esas capas de ciudadanos más débiles.

En la Unión Europea se vive actualmente en el entorno del capitalismo como sistema de producción de riqueza, de carácter y forma moderada, pero en España y otros países como Portugal, Grecia, etc. lo que se vive es un capitalismo salvaje caracterizado por el elevado desempleo, la deuda pública disparada, el despilfarro institucional, y la corrupción económica generalizada, que hace augurar tiempos nuevos revolucionarios que modifiquen sustancialmente la situación en la que nos hallamos, sobre todo en los países que padecen este capitalismo exacerbado, sin olvidar que también lo sufren, aunque no en la misma medida, otros países integrantes de la UE como Irlanda, Italia y hasta la misma Francia.
Roberto Grao

Un comentario sobre “El sistema capitalista

  1. Sin duda alguna todo extremo es malo. Por otro lado, el capitalismo ni el comunismo puro no existen, solo en la teoria. Entre el capitalismo y el comunismo se teje una gama de combinaciones e hibridos de economías. En los países en desarrollo, como es el caso boliviano, co-existen diveras formas de producción, quiza siendo el central el capitalismo, ya que se funciona o se mueve al impulso de las fuerzas del mercado, eso se lo puede ver en la banca, en la producción de alimentos, de servicios, etc. Claro en aquellos sectores donde el Estado no ha invertido y ejerce monopolio.

    En el área rural, en algunas comunidades, en sus ferias dominicales la moneda de curso es el trueque, aspecto que expresa que los medios de pagos electrónicos o dinero secundario (cheques) no son relevantes para la economía del area rural de Bolivia, esto es la expresión de una economía comunitaria, siendo la solidaridad la esencia para la convivencia pacífica de las comunidades. La propiedad privada es respetada a medias en el área rural, pues en tanto se este dando uso a la tierra es respetada, sino es avasallada.

    Mario A.

Responder a Mario A. Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s