La obediencia de los hijos entre los 2 y los 5 años

   “¡Te prometo que no te había oído!”, “Sí, ahora mismo voy, espera un momento”, “Que sí, que sí”, “Se me olvidó, lo siento. Luego lo hago”. ¿Te suenan estas frases? El “no” a una orden puede adoptar distintas apariencias y disfraces pero todas ellas desembocan en un mismo resultado: la tarea mandada por hacer ySigue leyendo “La obediencia de los hijos entre los 2 y los 5 años”