El respeto a la intimidad

11.gif

   Es un comentario general que la pubertad es una edad difícil y problemática en la que los padres y profesores de esos chicos parece que pierden las bases de su autoridad. Uno de esos aspectos es el descubrimiento de la intimidad personal y como consecuencia
se hace necesaria la educación del pudor y el respeto a la intimidad de los chicos.

   Antes de llegar a esa edad, los chicos han de vivir en su familia una serie de hábitos muy importantes, como el llamar a las puertas antes de entrar, no ir desnudos por las habitaciones de la casa, bajo el pretexto de valorar lo espontáneo, y no curiosear en las cosas de los demás, sin valorar lo individual y personal.

   Cuando se llega a la pubertad el chico y la chica descubren su intimidad, su espacio interior sobre el que tienen dominio propio y aprenden a conocerse y autoposeerse. Pero les suele faltar la necesaria reflexión, a causa del excesivo ruido exterior, la gran dedicación a los móviles y el exceso de actividades unas veces y la pasividad en otras. Podemos considerar el respecto a la intimidad en tres ámbitos distintos: el hogar, el vestir y el hablar.

   El chico necesita en el hogar un espacio, donde pueda proyectar su intimidad, sus gustos y sus necesidades. Se ha de
evitar especialmente que tenga la sensación de que el hogar es de sus padres y no de él. En este caso buscará fuera el espacio que necesita. Será aconsejable que cada chico tenga su propia habitación y que la decore a su gusto, teniendo la seguridad de que nadie va a tocar, mirar o cambiar nada sin su permiso.

   En cuando al vestir y al aspecto exterior diremos que esto afecta actualmente tanto a los chicos como a las chicas. Cuidar el vestido equivale a salvaguardar el propio cuerpo para uno mismo. Pero esto no siempre es fácil de conseguir y a veces a que ir contra corriente. Por ejemplo, se observa que el cuerpo femenino es utilizado para hacer publicidad de determinados productos. También suele haber problemas en las piscinas públicas, donde no hay vestuarios independientes para cambiarse de ropa. Ante estos casos cabe la posibilidad de solicitar a las instituciones responsables la solución a los problemas, teniendo en cuenta que la denuncia sistemática suele dar buenos resultados.

   En relación al lenguaje, el chico y la chica han de considerar cómo salvaguardar la intimidad al hablar con los demás, ya sean amigos, familiares o conocidos. No se puede caer en el error de sobrevalorar lo intuitivo y espontáneo, sino que que es recomendable aprender a discernir cuáles son las personas más adecuadas para manifestarles la propia intimidad con el fin de recibir ayuda o consejo.
   Todos los educadores, tanto padres como profesores, han de esforzarse par comprender y ayudar para que esta etapa de la vida, llamada pubertad, sea positiva y enriquecedora par los interesados.
   Arturo Ramo García
http://www.aplicaciones.info
——–
Otros temas relacionados:
La edad del pavo
De niño a adulto
Otros artículos de FAMILIA
Ejercicios interactivos de FAMILIA
DEBER DE RESPETAR LA INTIMIDAD DE LOS DEMÁS USUARIOS

Enviar a un amigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: