Sentido crítico de algunas expresiones

Es un ejercicio saludable para agudizar el sentido crítico: observar, leer con atención, contrastar fuentes, pensar, razonar. A veces, incluso, repetimos palabras, expresiones e ideas sin detectar los errores que encierran. Veamos algunos enunciados y expresiones.

• “Los recursos del planeta Tierra, que son limitados, exigen el control de la población”.
– ¿A qué recursos se refiere?
– ¿Qué se quiere decir con ‘control de la población’?
Como puede observarse, se excluyen variables, entre otras: el desarrollo científico, tecnológico y el humano. Y se omiten principios como el destino universal de los bienes y la solidaridad.

• “Talar árboles es una agresión a la naturaleza y debe prohibirse”
– ¿Qué agresión se produce con talas concretas?
El hombre también puede armonizar y equilibrar la naturaleza con acciones ordenadas: cultivar, repoblar, transformar, mejorar.

• “Los niños, como los cachorrillos, necesitan de los padres, pero, ya adultos deben vivir su vida”.
Ni los niños son cachorrillos, ni se especifica qué significa ‘vivir su vida’
Desde el error de la comparación, se podría desembocar en una autonomía que pudiera ser indiferencia y despreocupación.

• “No ocasiono ningún mal, en cualquier caso, soy muy libre de mí vida”.
La bondad y licitud de un comportamiento no se establecen por el sólo daño a otros, sino que los daños a terceros agravan el mal ocasionado. También, se identifica la libertad como ‘poder hacer’, que es una manifestación, olvidando una mayor profundidad de la libertad humana, que ha de superar la ignorancia y la insensatez.

• Soy libre y hago con mí cuerpo lo que quiero
Se resalta la libertad como arbitrariedad (y no como libertad humana). “Lo que quiero” podría equivaler a “gusto”, “capricho”, “conveniencia”, influencias, modas (…).

• “Es de todos conocido que la causa de los accidentes de circulación es el exceso de velocidad”.
Ni es de todos conocido, ni en cualquier caso la velocidad sería causa.
Junto con la velocidad, se silencian otros factores como el estado de una carretera, la seguridad de los vehículos y, sobre todo, el comportamiento del conductor.

• “Algunas encuestas expresan que el consumo de drogas es frecuente entre los jóvenes”.
– ¿Qué encuestas? ¿Qué garantías ofrecen en su elaboración, aplicación e interpretación? ¿con qué frecuencia?
– ¿ A que jóvenes se refieren? ¿A todos?

• “El nuevo sistema educativo supera las situaciones abusivas de la enseñanza de épocas anteriores”.
– ¿Qué situaciones abusivas supera? ¿Lo fueron en su momento?
– ¿A qué época se refiere?
Pudiera intentarse presentar la panacea de la superación de todos los males anteriores sin expresar el qué y el cómo del nuevo sistema educativo.

• La educación tiene como finalidad “formar ciudadanos autónomos y solidarios”.
Tal enunciado olvida que la educación debe ir dirigida a toda la persona con sus múltiples dimensiones. La sociedad es para la persona y no al contrario.
Las palabras utilizadas requerirían una clarificación de su significado, ya que “autonomía” no significa indeterminismo respecto a la libertad, verdad y valores, y “la solidaridad” tiene múltiples aspectos con respecto al bien humano de los demás (compartir, respetar, ayudar, exigir,…). La palabra “finalidad” del enunciado, en singular, tiene un sentido reduccionista, ya que debería decir y expresar otras finalidades necesarias para el desarrollo de la persona.

• La escuela, la enseñanza, en un Estado no confesional, ha de ser neutra, laica y pública.
El enunciado está exigiendo aclarar el significado de las palabras.
Se comete el error de presentar la escuela neutra como aséptica de concepciones y valores, cuando toda educación parte de una concepción del ser humano. “Estado no confesional” no debería significar contrario al hecho religioso, sino respetuoso con la libertad religiosa.“Pública” aquí tiene un significado de Estatal; y “laica” significaría laicista, con un significado negativo.

• El pluralismo en la sociedad exige que la religión se excluya de la escuela.
Desde el laicismo en los gobernantes, y, a veces, en la sociedad, se quiere prescindir de la dimensión religiosa, cuando no, culpabilizar a la religión de males que tienen otros orígenes. En la actualidad, se está tomando conciencia la necesidad de un cambio radical: ¿Por qué no una sociedad desde la existencia de Dios?, punto de partida que fundamenta la verdad del ser humano, su libertad y los valores, con clara repercusión en las personas y en la sociedad.

• “Las costumbres de nuestras tierras deben defenderse frente a otras influencias”.
– ¿Qué costumbres? Podría darse el caso de costumbres inhumanas, ya superadas.
– ¿Qué influencias? Podría suceder que lo nuevo pusiera en entredicho la propia seguridad interesada.

• “Es posible que a alguien le interese el tema, a mí no me dice nada”.
Se intenta desautorizar al interlocutor para tener el campo libre y centrar la atención en lo que se dice ser de interés general. Siéndolo de unos, se generaliza, de interés para todos, con una desfachatez que en raras ocasiones será desenmascarada.

• “Es habitual cobrar comisiones, luego, ¿por qué no voy a cobrarlas yo?”.
– ¿Qué comisiones? ¿Qué se quiere decir con ‘es habitual’ ?
– ¿En qué condiciones se perciben y qué destino tienen?
La licitud de un comportamiento no radica en la referencia a lo que otros hacen. Por esta razón, podría afirmarse que también es habitual en muchos profesionales no cobrarlas por considerarlas ilícitas.

• “Los ejércitos y la policía son la causa de las agresiones entre los pueblos, luego, hay que disolverlos para lograr la paz”.
En la expresión anterior se cometen, al menos, dos errores: a/ se ignara la verdadera naturaleza del ser humano que no es ‘pura bondad natural’; b/ se generaliza los posibles comportamientos de algunos ejércitos, con actuaciones de todos ellos y todas las épocas. La abolición presentada puede responder, incluso, a motivaciones no confesadas.

• “La penalización de comportamientos desordenados lleva consigo un incremento de los delitos, luego hay que despenalizarlos (drogas, …)”.
Por el mismo razonamiento, también se tendrían que despenalizar, el homicidio, el robo, (…), y la vida en la sociedad se regiría por la ley del más fuerte.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s