Necesidad de una sólida formación cívica

11.gif

   Es notoria la falta de formación cívica de un buen número de ciudadanos. La responsabilidad no es de ellos sino de quienes en las cuatro últimas décadas han dominado la escuela y las televisiones, entre otras instituciones. Esta carencia se acentúa en el caso del funcionamiento de la economía.

   Se precisa diseñar una formación cívica que abarque aspectos clave para entender el mundo actual y distinguir aquellas acciones de los poderes públicos que contribuyan al bien común. En este artículo sintetizo las ideas básicas sobre convivencia y civismo. Apunto unos criterios para elaborar un buen programa de contenidos cívico-patrióticos que se imparta a todos los alumnos españoles con rigor y exigencia.

   Los gobiernos tienen la posibilidad de influir en la educación cívica dando ejemplo de austeridad, firmeza y protección de los derechos humanos.

   Los poderes públicos no deben ser obstáculos sectarios para que en las escuelas se imparta civismo y patriotismo conforme a lo establecido en el título preliminar de la Constitución Española donde se hace referencia a la unidad de la nación la lengua castellana oficial, el pluralismo político, las fuerzas armadas y los valores de la libertad, la democracia y el derecho.

   Es un drama que el gobierno de España no haga nada para que se respeten los derechos educativos de los padres como impedir que se pueda estudiar en español o se inculque ideología de género desde los primeros años escolares .

   Personas expertas del ámbito de la economía han destacado los disparates que en política económica han puesto en marcha los dos últimos gobiernos: más impuestos, descontrol del gasto, interferencias a la libertad de empresa. Todo ello como es sabido ensuciado por un entorno abrumador de alta corrupción por falta de principios morales de raíz judeo-cristiana. Se configura así un entorno sociopolítico hostil a una educación cívica asentada en principios como no robar, no vivir a costa de los demás, trabajar duro, espírtu de cuidarse a uno mismo para servir a los demás y no exigir al “Papá Estado” que atienda todo tipo de,muchas de ellas disparatadas.

   Todos los partidos con representación parlamentaria siguen
hostigando la estabilidad de la familia y los derechos del infante en gestación .Tampoco hay medidas sociales y éticas para estimular la natalidad que animen a los matrimonios a tener más hijos.

   La libertad de opinión debe ser protegida por los gobiernos puesto que favorece el buen hacer y actúa como eficaz límite del poder político que por su naturaleza tiende a elevar sus atribuciones y eliminar los controles de sus actos.

   Por otro lado se permite la presencia , en las instituciones del Estado de partidos políticos que tiene por objetivo destruir el estado de Derecho y los principios fundamentales de la Constitución Española y ,por supuesto, la propia nación.

   Otras constituciones de de nuestro entorno europeo prohíben expresamente la actuación de grupos o partidos cuyos objetivos sean la destrucción de la nación y los derechos fundamentales . La Constitución de Alemania, art. 21 señala que “son inconstitucionales los partidos que, según sus fines o según el comportamiento de sus adherentes, tiendan a trastornar o poner en peligro la existencia de la República Federal Alemana”. Y la francesa, art. 89 declara que “Ningún procedimiento de revisión puede ser iniciado o llevado adelante cuando se refiera a la integridad del territorio.”

   Sin ánimo de ser exhaustivo apunto algunos de los criterios a tener en cuenta para elaborar un buen programa de educación cívica :

   Lo primero es el fomento del amor y respeto a la unidad de España , y a su legado histórico . Civismo y patriotismo van unidos. El ser humano nace con un bagaje en la tierra de sus padres y antepasados. Esta es la idea principal de la Patria que, en efecto tiene connotaciones como entorno geográfico y legado común de una sociedad unificada en instituciones jurídicas ,religiosas y culturales. España es la patria asentada en la nación de todos los españoles. Las aportaciones de los españoles al progreso de la civilización occidental ha sido clave: resistencia frente al Islam en el periodo del Reconquista (711-1492 )y en los siglos siglo XVI y XVII ante el poder musulmán de los turcos . No se hubiera vencido a los otomanos-turcos en Lepanto sin la presencia decisiva de mandos, hombres y naves españolas. La acción civilizadora de España en América es sino la mayor, una de las más destacadas hazañas de la historia de la humanidad.

   Es evidente la relación de la educación cívica con otras asignaturas en especial con un buen programa para que los alumnos españoles conozcan bien la Historia, Geografía de España y su Lengua Española y la Historia del Cristianismo que creó lo que llamamos Occidente. El gobierno central debería establecer los contenidos de las distintas etapas educativas en estos bloques de conocimiento y -muy importante- establecer pruebas al respecto que se aplicarían al final de las etapas educativas de Primaria, ESO y Bachillerato.

   La superación de estas pruebas debería ser requisito imprescindible para las titulaciones en ESO y Bachillerato. ¿Cómo puede admitirse que se otorguen títulos del sistema escolar español a quien desconoce la Historia y la Geografía de la nación que les proporciona la categoría de ciudadanos?.

   Punto clave son los valores y virtudes que posibilitan el crecimiento económico y moral de las personas: esfuerzo, riesgo, iniciativa, fortaleza, aprecio de la libertad, y respeto a la propiedad, humildad y caridad.

   Hay que esforzarse por transmitir a niños y jóvenes que la mejor manera de contribuir al bienestar general es practicar la virtud del esfuerzo en las actividades laborales y empresariales y no aspirar a ser beneficiario perezoso del trabajo cotidiano de otros conciudadanos exigiendo la expansión del intervencionismo estatista que produce decadencia económica , déficits y deudas públicas monstruosas y destrucción de los referentes morales de la civilización occidental

   Es conveniente tratar sobre la virtud de la compasión y ayuda a personas que por circunstancias externas a ellos no disponen de medios para vivir dignamente. Aquí sería clavel la caridad asociada al principio de subsidiariedad

   A los alumnos hay que explicarles que es lo que favorece que las personas tengan más posibilidades de prosperar en su vida. Existen al respecto muchos estudios con amplia difusión que demuestran que las sociedades libre y honradas son las que más ricas. Los profesores deberían conocer esto y estudiar lo que señalan al respecto prestigiosas centros de pensamiento como el “Fraser Institue” de Canadá, y , en USA, la “Heritage Foundation” , el “Acton Institute” y el “Cato Institute” entre otros

   Lo que antes se llamaba “urbanidad” debería ser recuperada. Las relaciones humanas y calidad de vida profesional en los centros escolares de España son ciertamente desastrosas como lo confirman los testimonios de muchos de los docentes que no han perdido la sensatez.

   Silvino Lantero Vallina
———-
Otros temas relacionados:
Tensión en las aulas
Derechos humanos
Otros artículos de REFORMAS
Ejercicios interactivos de AUTOEDUCACIÓN
TERTULIAS DIALOGADAS

¿Qué es la educación cívica?

Enviar a un amigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: