Cómo criar hijos menos materialistas

11.gif

   ¿Crees que las cosas materiales no hacen la felicidad?
   ¿Y que la felicidad tiene poca relación con la acumulación de estas cosas?

   Si es así, querrás que tus hijos crezcan con la comprensión de que las mejores cosas de la vida son gratis.

   Pero hacer que los niños entiendan estos conceptos hoy es más complicado que nunca.

   .En principio porque los padres mismos tienen que aislarse ellos mismos del mundo consumista que les golpea cada minuto.

   .En segundo lugar porque a los niños les sucede peor.

   .Y en tercer lugar porque a la mayoría de los padres sus propios padres no les han inculcado esto y lo han aprendido con el correr de la vida.

   Hoy muchos niños son criados con una expectativa del derecho cuando se trata de juguetes, ropa y otros elementos, dice Francis Walfish, doctora en Psicología, experta en niños y la familia.

   Y muchas veces, quizás la mayoría es algo inconsciente, porque los padres no advierten las consecuencias de algunas cosas que hacen.

   Hay un tsunami de anuncios en Internet, la televisión y otros medios de comunicación, dice Walfish, que ayudan a crear esta expectativa.

   Desde los juegos de vídeo a dispositivos de alta tecnología, a la moda de la ropa, y cada vez más está llegando a los niños en edades más jóvenes.

   El mensaje que ellos absorben es vivir bien, cultivar la autoestima y la satisfacción.

   La culpa de acceder a esta creencia de “lo necesito y lo merezco” encuentra a los padres agotados de ceder a los deseos de sus hijos.

   “Los padres están cansados y no quieren pasar el tiempo que tienen con sus hijos luchando, así que cuando los niños quieren las cosas, a menudo no dicen que no”, dice Walfish.

   Entonces, ¿cómo asegurarse de que tus hijos no se conviertan en monstruos pedigüeños e inculcar en ellos la idea de que las personas y las experiencias son mucho más valiosas que lo último de moda?

   Acá hay seis tácticas.

   6 TÁCTICAS QUE AYUDAN PARA QUE LOS HIJOS NO SEAN MATERIALISTAS

   1 – Mostrar que ellos pueden tener Diversión Barata

   Juega con tus hijos tan a menudo como sea posible sin desembolsar grandes cantidades de dinero.

   Esto ayuda a enseñar a los más pequeños que la diversión y el gasto de dinero en efectivo son mutuamente excluyentes, dice Susan Kuczmarski, autora del libro Siendo una familia feliz: Caminos al alma de la familia.

   “Baila con los niños, canta ruidosamente”, sugiere Kuczmarski.

   “Trata de hacer una pintura juntos, con cada miembro de la familia tomando una parte del lienzo para trabajar, o simplemente disfruta de una partida de cartas”.

   Las posibilidades son infinitas, y también lo son los beneficios.

   Enseñar a los niños que divertirse y sentirse bien tienen poco que ver con la adquisición de artículos.

   2 – Hacer un hábito de la Gratitud

   Pide a tus hijos que nombren algo por lo que ellos están agradecidos cada día, sugiere Nancy Shah, una psicóloga especializada en la crianza.

   Ella dice que es un ritual que practica cada noche con sus dos hijos.

   “Les pido que me digan tres cosas que sucedieron durante el día, por las que están agradecidos”, dice Shah.

   La felicidad se basa en centrarse en las experiencias positivas de la vida y es un arma crucial en la batalla contra la avaricia.

   “El materialismo proviene de un estado de insatisfacción o infelicidad, y se debe mirar fuera de ti mismo para la felicidad y la plenitud”, dice ella.

   “Si nos centramos en la crianza de niños para que sean felices y realizados, por definición, no van a ser materialista”.

    – Manejar bien la recompensa de los niños

   ¿Tu hijo se comporta especialmente bien en una situación exigente, o completa un proyecto complicado o una difícil tarea?

   En lugar de recompensalo con el último juguete de marca, Walfish recomienda recompensarlo con una experiencia compartida más especial que el tiempo de juego regular.

   Por ejemplo una visita a un museo o una excursión a una zona que nunca hayan visitado.

   En lugar de felicitar a tu hijo con cosas materiales, le estás premiando con el contacto humano y nuevas experiencias.

   Él se sentirá muy bien al conseguir tu atención y aprenderá el valor de las interacciones con sus seres queridos y la emoción de hacer algo diferente.

   4 – Tener Cuidado con lo que Dices

   No se puede esperar a tus hijos asuman los ideales anteriores a los iPhones a menos que lo respiren en tu casa.

   Si bien puede parecer inofensivo un comentario tipo envidia del nuevo coche de un vecino o la colección de zapatos de diseño de una amiga, trata de resistirlo, al menos cuando sus hijos estén al alcance del oído.

   Con ello le envías el mensaje, sin darte cuenta, de que se te antojan estos artículos de alto estatus, y ellos pueden seguir tu ejemplo.

   5 – Enseñar a los niños la Cadena de Favores

   Hay que hacer cosas que liberen a los niños de una vida centrada en ellos, ampliando sus círculos de compasión, dice Kuczmarski.

   Tu gesto de buena voluntad puede ser tan simple como ayudar a un niño más pequeño a estudiar para un examen, o visitar a un vecino de edad avanzada que está sólo.

   Tu hijo va a empezar a consumir más tiempo pensando en lo que necesitan otros y cómo puede ayudar, y menos tiempo pensando en sus propios deseos, a menudo fugaces.

   6 – Explicar los Valores Familiares

   Si quieres que tus hijos absorban tus creencias básicas, destina algo de tiempo para la familia y pregúntales que piensan son los cinco valores más importantes, dice Kuczmarski.

   Y luego muéstrales cómo poner en práctica esos valores en el mundo real.

   Si ser generosos es uno de ellos, habla acerca de cómo compartir con otros que tienen menos.

   Si la empatía es otro, sugiere a tus hijos formas en que pueden demostrar esto en la escuela o en su comunidad.

   Al ser claro acerca de la importancia de la ética y ponerla en acción, les enseñará que las cosas no materiales en el mundo son los más importantes, y que no tienen precio.

   4 ENSEÑANZAS SOBRE EL DINERO

   Y en este contexto, el manejo de la utilidad del dinero es central. La terapeuta Jennifer Musselman dice:

   “En su conjunto, nuestra relación con el dinero de adultos a menudo es indicativo de cómo se experimentó dinero en nuestra educación.

   Somos también influenciado por lo que los padres no nos enseñan, tal como no preocuparse por el dinero”.

   Es importante iniciar el diálogo con tus hijos, incluso a la edad de escuela primaria, sobre los valores y prioridades, y cómo responder a nuestras responsabilidades.

   Estas son cuatro enseñanzas sobre el dinero para impartir a tus hijos a una edad temprana, y así ayudar a asegurar que heredan buenos hábitos y cortan los malos de raíz.

   1 – Los Presupuestos tienen Límites

   El derroche en vacaciones extravagantes de verano en el nombre del tiempo en familia, o comprar cualquier cosa de moda aunque visiblemente no se necesita, y la necesidad de entrar en deuda como resultado, tal vez esté mal enseñando a tus niños que vivir en grande es más importante que el gasto de forma responsable.

   “Una mentalidad de la deuda y vivir más allá de tus medios es a menudo un signo de un problema mucho más profundo, de no ser capaz de contenerse”, dice Joseph Sanok, un consejero familiar.

   “A lo largo de la infancia y la edad adulta, tenemos que diferir el placer con el fin de tener una recompensa a más largo plazo. Esto es cierto si la familia tiene medios o no”.

   Para ayudar a los niños a comprender la importancia de los límites de gastos, hay que educar a los niños cuando se puede permitir una compra y cuando no se puede, dice Musselman.

   Así que si tu hijo quiere los últimos pantalones vaqueros de diseño o un juguete de alta tecnología que no encaja en los gastos de ese mes, Musselman sugiere explicar que es un costo que se puede retrasar unos pocos meses.

   “Si nunca aprenden que a veces hay que esperar para comprar algo, tus hijos pueden desarrollar un comportamiento del ‘derecho a tener’”.

   2 – El dinero No es Igual a la Dignidad de Uno mismo

   Es importante tener cuidado con tu programa de repartir dinero a tus hijos, particularmente en la diferenciación entre pagar por “buena conducta”, en lugar de pagar para hacer un esfuerzo, como hacer tareas.

   Si pagas a tu hijo por “comportarse bien” en el teatro o “no pelea” con sus hermanos, lo que podrías estar haciendo inadvertidamente es “asociar el dinero con ser digno de él”, dice Pamela Sams, una consejera financiera

   “El problema que esto crea es que su autoestima puede comenzar a ser construida en torno al dinero”.

   Y recomienda crear formas que ayuden a los hijos a hacer un seguimiento de las tareas que les están pagando por hacer y el número de horas que dedican a esas tareas.

   3 – El Dinero es algo por lo que Hay que Trabajar

   El tema de si se debe dar a los hijos una asignación y qué tipo de tareas darles es un tema muy debatido en crianza.

   Una opinión que parece ser frecuente, sin embargo, es que dar a los niños la oportunidad de ganar dinero por hacer ciertas cosas les ayudará a desarrollar una ética de trabajo saludable.

   Al dar a los niños tareas adicionales que hacer o incluso apoyarlos en conseguir un trabajo después de la escuela, es parte del aprendizaje que puede tener un impacto directo en la cantidad de dinero que pueden tener luego.

   4 – La Planificación es Parte de la Vida

   El manejo inteligente del dinero incluye tener la manija para sus gastos regulares. Así que es importante que los padres ayuden a mostrar a sus hijos que la planificación es clave si todavía quieren que quede algo en su alcancía llegado el viernes.

   Una de las mejores áreas que ayuda es enseñar la lección sobre lo que gastas en alimentos, dice Sanok.

   Con demasiada frecuencia, muchas madres y padres agotados van a llevar a toda la familia a un restaurante varias noches a la semana porque están demasiado cansados para cocinar.

   Pero “comer fuera a menudo les enseña a no tomarse el tiempo con el fin de ahorrar dinero.

   Y es enseñar a los niños, ‘Estamos comiendo a fuera porque no
planificamos el futuro’”.

   En su lugar, utiliza la planificación de las comidas de la familia como una manera de dar a tus hijos algo a pensar sobre el orden y la planificación, así como para explicarles cómo hacer esto ayuda a la familia a ahorrar dinero.

   Este enfoque también permite la experiencia de que comer afuera sea algo especial.

   Francis Walfish. Original de http://www.forosdelavirgen.org
——————
Otros temas relacionados:
La generosidad y los adolescentes
Formas de generosidad en la familia
Otros artículos de CAPACIDADES
Ejercicios interactivos de VALORES
Tertulias dialogadas

Los niños materialistas

Enviar a un amigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: