Los Padres Fundadores de los EEUU y la enseñanza

11.gif

   Es incuestionable la calamitosa situación de la enseñanza de la Historia Universal y de España. No hay más que leer los farragosos currículos mal escritos que inundan páginas y páginas del BOE y demás diarios normativos oficiales de las diecisiete comunidades autónomas.

   Los resultados están a la vista de todos. Buen número de jóvenes incluidos estudiantes sobresalientes muestran una estólida ignorancia de la historia y sus protagonistas . Como nos decía hace años la profesora , Lucila Los, en una conferencia sobre Didáctica de la Historia en la escuela ,“las biografías de personajes históricos, adaptadas a los alumnos, ayudan a la comprensión de los héroes, aficionan a los estudios históricos y facilitan la incorporación temporal de los hechos en que aquellos intervienen”.

   España ha contribuido de manera importante a configurar los estados democráticos y de derecho cuyos orígenes están en la filosofía griega , la civilización romana y el cristianismo. Destacados españoles en las letras, las armas, la política, la religión y la ciencia han contribuido al progreso de su nación y del mundo. La lista sería muy larga. Reyes como Alfonso VIII el de las Navas de Tolosa, Isabel la
Católica , escritores destacados como fueron Cervantes y Santa Teresa de Jesús, científicos como Severo Ochoa, etc. etc..

   Ciertamente mi generación conoció, en las lectura de las biografías de la “Enciclopedia Älvarez”, a estos y otros personajes destacados en las generaciones que nos precedieron .

   También, en bachillerato, los libros de texto de historia Universal y de España nos transmitieron algunas referencias a hombres y mujeres que destacaron por su contribución a la libertad y el progreso.
   Poco o nada sabíamos sobre los “Padres Fundadores de los USA” a los que hay que reconocer su colosal aportación en el proceso de desarrollo de los sistemas políticos garantes de la seguridad, el estado de derecho, la propiedad, las libertades y la economía de mercado.

   Muy poco se dedica, en el sistema escolar español, a la historia de los USA (EEUU) en los siglos XVIII y XIX que ha sido clave para los avances de todo tipo en el mundo contemporáneo. De sus “Padres Fundadores” no se sabe casi nada. Algo suenan el primer Presidente , Georges Washington, Benjamín Flanklin y el tercer Presidente Thomas Jefferson.

   Las biografía de personas destacadas en la creación de instituciones civilizadas–son un medio educativo muy útil para ayudar a los maestros en el cumplimiento de su misión como agentes de civilización. Como señala Michael Oakeshott su tarea principal es “ liberar a los alumnos de la ignorancia, no mediante la invención de alternativas que le parezcan más deseables, sino poniendo a su disposición algo que le aproxime a la totalidad de su herencia “. La herencia que defiende este autor es la del liberalismo clásico que ha construido Occidente: Estado de derecho democrático limitado, Ley estable General, , Propiedad etc. Veamos muy resumidas de las relevantes aportaciones de los creadores de la nación norteamericana que iba a liderar el mundo civilizado .Para ello hemos seleccionado a cinco destacados americanos que vivieron entre los siglos XVIII y XIX: Alexander Hamilton(1757-1804), John Adams (1735-1826) , John Marshal(1755-1835),James Madison(1751-1836) y John Jay (1745-1829)

   Fue grandiosa la aportación de Alexander Hamilton a la Constitución, especialmente al equilibrio y división de poderes centrales detentados por el Presidente, el Senado, el Congreso y el Tribunal Supremo. El ensayista español, Martín Alonso, buen conocedor de los USA y su historia, afirma en su libro, “La Ciudad en la Cima” que Hamilton “fue el hombre que creó Estados Unidos”. Cuenta que en la primera convención constitucional, Mayo 1787, James Madison( cuarto Presidente) y Hamilton presentaron un plan que establecía un gobierno central, constituido por una legislatura bicameral, un poder judicial continental y un Presidente elegido por siete años. Hamilton se levantó y emplazó a los delegados a pronunciarse si los Estados Unidos eran susceptibles de un Gobierno o si cada estado debía tener una existencia separada conectada solo por alianzas. Gracias a Hamilton y sus aliados Madison y John Jay triunfó la primera opción .Estos tres instauradores fundamentaron los poderes super   iores de la futura gran nación americana en sus escritos publicados en el periódico “El federalista”, y que todavía hoy son considerados ,estos ensayos , en conjunto, una de las obras más destacadas de Derecho Político.

   El segundo Presidente ,sucesor de Washington John Adams(1735-1826) resaltó el fundamento religioso del estado que iba dirigir.”Una de las grandes ventajas del cristianismo-escribió-es que hace que todo el pueblo conozca, cree y venere el gran principio de la ley de la naturaleza y de las naciones, el amar al prójimo como a uno mismo y el de no hacer a los demás lo que no nos gustaría que nos hagan a nosotros. Tanto los hombres como los niños, las mujeres y los sirvientes son expertos en la ciencia de la moralidad tanto pública como privada (…).Así es como toda criatura aprende desde la infancia los deberes y derechos de los ciudadanos”

   John Marshall 1755-1835)-al que no se debe no confundir con el célebre general del siglo XX George Marshall – combatió los errores opuestos a la libertad económica y al principio de de subsidiariedad. Consiguió ligar indisolublemente a EEUU con el libre mercado asegurando así el bienestar de millones de personas que desde comienzos del siglo XIX hasta nuestros días, gracias a este sistema, lograron salir de la pobreza y alcanzar un alto nivel de vida. Desde su cargo de Presidente del Tribunal Supremo promovió el Estado de Derecho y fortaleció el orden constitucional. Como señala Paul Johnson, John Marshall entendía, como Adam Smith, que el estado debía evitar cualquier interferencia en el proceso natural de la economía, con la ley como guía, de modo que todos tuvieran la libertad de ejercer sin limitaciones sus capacidades. En ese contexto los hombres y mujeres trabajadores podrían aprovechar por sus propios medios los vastos recursos de Norteamérica y convertirlo en el país más rico del mundo. Sería la sociedad civil, no el Estado, el que conquistaría, roturaría y sembraría el valle del Misisipi y el resto del Oeste. Todo lo que necesitaba era un marco legal justo, sensato y coherente para que los emprendedores pudieran invertir su capital y sus conocimientos con confianza. La historia posterior de los siglo XIX,XX y lo que va del XXI dio la razón, con creces, a este gran benefactor de la humanidad que fue el juez John Marshall .

   El mejor homenaje a estas figuras gigantescas en sabiduría moral y política al servicio del bien común es que sus ideas y sus obras no sean ocultadas a las nuevas generaciones.

   Silvino Lantero Vallina
————-
Otros temas relacionados:
La leyenda negra de la historia de España
Cristianismo y la Constitución española
Otros artículos de CIENCIA
Ejercicios interactivos de HISTORIA
Tertulias dialogadas

BIOGRAFÍA DE GOYA – famosos, personajes historicos, vida, resumen

Enviar a un amigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: