Fracaso escolar

11.gif

Los resultados de los trabajos de investigación sobre el nivel de conocimiento de los estudiantes son poco esperanzadores y se constata un alto nivel de fracaso escolar. Según el informe de la Comisión Nacional del Día del Niño, fracasan en la E.G.B. el 50 % de los alumnos. Según otro estudio realizado en Cataluña, el 25 % de los alumnos de 15 años no comprende lo que lee. Sigue leyendo “Fracaso escolar”

Sin pensamientos negativos

11.gif

   – Los niños/as grandes no lloran…
   – Eres un/a llorica…
   – No debes enfadarte por eso…
   – Eres un niño/a malo/a por pensar así…

      Es probable que estas frases te resulten familiares y te remonten directamente a tu infancia. De hecho, quizá hasta las repites sin darte cuenta a tus hijos. Sigue leyendo “Sin pensamientos negativos”

¿Cómo afecta el sistema sensorial en el aprendizaje de tu hijo?

Fracaso escolar

   La disfunción sensorial
   Es la dificultad que presenta una persona en la manera de percibir el mundo a través de su visión, audición, tacto, gusto y olfato. Responde de forma anómala a la estimulación normal. El niño interpreta la información dependiendo de cómo la recibe con sus cinco sentidos. Si estos 5 sentidos no funcionan de forma correcta, el niño recibe y canaliza la información de forma alterada. No puede manejar los estímulos que provienen del mundo exterior que llegan a su cerebro. Al ser su percepción del estímulo anormal, la respuesta a nivel de conducta o aprendizaje también será anómala. Sigue leyendo “¿Cómo afecta el sistema sensorial en el aprendizaje de tu hijo?”

La crisis educativa

Fracaso escolar

   Atender a la crisis educativa actual, es dar explicación de sus causas y ciertamente no es tarea fácil, pues posiblemente sean muchas y deban atenderse desde disciplinas diferentes, que abarcan desde la psicología a la teología pasando por la sociología. Cuando los políticos hablan de las causas de la crisis suele haber dos posturas. La primera es la de los que simplemente niegan que exista una crisis educativa, y no son pocos. Los responsables políticos han articulado muchos mecanismos burocrático-administrativos para que no se evidencie el fracaso escolar, pues demostraría la falacia de la educación moderna: sus leyes, su gestión y los principios filosóficos que la sustentan. Las formas de negar el trágico fracaso de uno de los sistemas educativos públicos más caros y menos rentables de la historia, son múltiples: por ejemplo, forzar a los directores, a través de los inspectores, para que los porcentajes de suspensos sean mínimos en las asignaturas; o bien promover que las asignaturas difíciles puedan ser aprobadas por una decisión del claustro, a pesar de la nota negativa del profesor, etcétera. Toda esta mentira burocrática y política quedaría en entredicho con una buena selectividad. Pero la propia administración se encarga de que esto no se produzca. Las pruebas han ido bajando el listón para que el porcentaje de suspensos sea el mínimo posible y nadie se plantee el asunto. Si los institutos ya reciben partidas especiales si «aprueban» unos porcentajes determinados de alumnos, ahora el mismo planteamiento llega a la Universidad. Las universidades públicas recibirán más apoyo económico en la medida en que los porcentajes de aprobados sean más altos. Sin lugar a dudas, el proceso viciado de origen, llevará a que se presione a los profesores para que no sean excesivamente estrictos. Sigue leyendo “La crisis educativa”

Aprender a escribir

El crimen del aborto

   Con alguna frecuencia, quienes han estudiado a Peirce o a Wittgenstein quedan sorprendidos por la tesis que ambos comparten de que los seres humanos no poseemos una facultad de introspección, no tenemos una mirada interior que nos otorgue un acceso privilegiado a lo que nos pasa. Aunque a primera vista esto pueda parecer extraño, todos tenemos experiencia de que muy a menudo aprendemos sobre nosotros mismos escuchando a los demás, a lo que ellos dicen de nosotros o incluso de sí mismos. En esta experiencia universal se basa la eficacia del asesoramiento académico. Los seres humanos, cuando tratamos de mirar dentro de nosotros mismos a solas, nos vemos siempre como algo irremediablemente misterioso y opaco, en conflicto cada uno consigo mismo, en tensión permanente ante deseos opuestos y objetivos contradictorios. Una manera de crecer en esa comprensión personal se encuentra en el esfuerzo por expresar por escrito esas contradicciones, experiencias, estados de ánimo y afectos. Por eso, una tarea de singular importancia en la vida intelectual es la articulación narrativa de la propia biografía, tanto de la vida pasada como de la proyección imaginaria en el futuro de las más íntimas aspiraciones vitales. Sigue leyendo “Aprender a escribir”

Los resultados de PISA

Fracaso escolar

   Todos los comentarios de los resultados del informe PISA sobre la enseñanza de un Estado progresista son unánimes en afirmar que los niveles educativos son entre muy malos y pésimos. Ante esta realidad es prudente estudiar las causas que los han originado y después preparar los remedios para recuperar la normalidad y elevar los niveles de enseñanza. Sigue leyendo “Los resultados de PISA”

Libro: Hijos de la LOGSE

Fracaso escolar

   Autor: Francisco Robles.Toro Mítico. Córdoba (2008). 224 págs. 15 €.
   Profesor y autor de diferentes ensayos relacionados con la literatura, su especialidad, Francisco Robles (Sevilla, 1963) es también colaborador habitual en diferentes medios de comunicación. Hijos de la Logse es un libro que tiene su punto de partida en el conocimiento del autor del mundo educativo. Por eso, sus opiniones sobre la ley que rige la educación en España –duras, irónicas, muy críticas– están basadas tanto en su experiencia personal como en el conocimiento de la realidad. El tono empleado es demoledor y burlesco, y no le falta al autor ironía para abordar cuestiones educativas que afectan a la sociedad en su conjunto y a los profesores y centros de enseñanza. Sigue leyendo “Libro: Hijos de la LOGSE”

La televisión: ni ángel ni demonio

11.gif

   Nada más llegar a
casa ya empieza mi programa favorito. Mientras meriendo, podré verlo pero luego me mandarán a hacer los deberes. Les diré que tengo muy pocos, así termino rápido y engancho los últimos episodios de los dibujos. Después, con un poco de suerte, estarán ocupados con sus cosas o haciendo la cena y no me llamarán la atención más que de pasada para que apague la tele. Después de cenar, me encantaría ver el capítulo de hoy de la serie de extraterrestres porque si no, mañana, no podré comentarlo con todos mis amigos. A ver como me las apaño para convencerles que me dejen un rato más… Sigue leyendo “La televisión: ni ángel ni demonio”

Clases particulares

5.gif

 

   Jamás anota las tareas y hace los ejercicios de matemáticas en el cuaderno de inglés. Cada tarde, cuando lo ve llegar con la mochila al hombro, su madre inicia la pesadilla cotidiana: ¿qué hago con este niño? Piensa que un profesor particular puede ayudarlo a estudiar y a llevar el ritmo de la clase. Si se opta por ello, existen medidas preventivas que adoptar para que la solución no se convierta en vicio. Sigue leyendo “Clases particulares”

Paso de ese rollo

11.gif

  Cuántas veces hemos oído expresiones como “no me apetece hacer eso”, “me cansa tal cosa” y, sobre todo, “no me gusta estudiar, paso de estudiar”. No sabemos qué hacer para cambiar las cosas, pero somos conscientes de que estos comportamientos pasivos y caprichosos se tienen que eliminar. Es fundamental que nuestro hijo aprenda a esforzarse para conseguir objetivos. De esta manera, entenderá que quien quiere algo debe trabajar para obtenerlo. Sigue leyendo “Paso de ese rollo”

El pecado, ofensa a Dios

tentacristo.jpg 

   Se cuenta de San Juan Crisóstomo que “Arcadio, emperador de Constantinopla, instigado por su esposa Eudoxia, quiso castigar al santo. Cinco jueces propusieron diversos castigos: Mandadlo al desierto, dijo uno. Quitarle los bienes, añadió otro. Metedlo en la cárcel cargado de cadenas. Quitadle la vida. El último, por fin, dijo al emperador: Si lo mandáis al destierro estará contento, sabiendo que en todas partes tiene a Dios; si lo despojáis de sus bienes, no se los quitáis a él sino a los pobres; si lo encerráis en un calabozo, besará las cadenas; si lo condenáis a muerte, le abrís las puertas del cielo… Hacedle pecar: No teme más que al pecado”. Deberíamos preguntarnos si, como San Juan Crisóstomo, tenemos al pecado como al peor mal. Sigue leyendo “El pecado, ofensa a Dios”

Los primeros padres desobedecieron a Dios y pecaron

adan-eva.gif 

   Dios creó a Adán y Eva, los llenó de dones sobrenaturales y preternaturales y los puso en el paraíso terrenal. Allí eran muy felices: eran sus amigos y no sufrían mal alguno; trabajaban, pero sin cansarse… Después de ser felices en la tierra, hubieran pasado -sin morir- a gozar de Dios para siempre en el cielo. Sigue leyendo “Los primeros padres desobedecieron a Dios y pecaron”