La clase de Religión es libertad

7.gif

    Poder elegir con libertad. Este es uno de los grandes argumentos que da la nueva campaña de la Conferencia Episcopal animando a las familias a seguir eligiendo la clase de Religión. La buena salud de esta asignatura se demuestra en el hecho de que dos de cada tres alumnos se matriculan en ella cada año, pese a las trabas puestas desde no pocas administraciones de todos los colores políticos. Sigue leyendo “La clase de Religión es libertad”

Ni es laica, ni moderna, sino laicista

11.gif

    Podemos en Aragón ha exigido que la asignatura de religión quede reducida para el próximo curso a 45 minutos semanales. En realidad es una vuelta de tuerca a las fórmulas caducas de la más  rancia política laicista. La gente, utilizando el mismo argot de Podemos, pide año tras año libre y voluntariamente, de forma mayoritaria, la asignatura de religión católica para sus hijos. No es el Gobierno el que debe educarlos, sino que es un derecho constitucional que asiste a los padres. Conviene recordarlo para que no haya engañifa posible. Sigue leyendo “Ni es laica, ni moderna, sino laicista”

La enseñanza de la religión llega a todas las escuelas rusas

Enseñanza fundamental

   Tras varios años de tira y afloja, la Iglesia ortodoxa ha logrado introducir la enseñanza religiosa en todas las escuelas públicas de Rusia. Los alumnos de primaria y secundaria tendrán que elegir entre estudiar la historia de alguna de las cuatro religiones consideradas “tradicionales” por el gobierno (la ortodoxa, el budismo, el islam o el judaísmo), o bien otra más genérica llamada “Fundamentos de cultura religiosa”. Sigue leyendo “La enseñanza de la religión llega a todas las escuelas rusas”

Noveno mandamiento: No consentirás pensamientos ni deseos impuros

Compuesto de alma y cuerpo, tras el desorden del pecado original el hombre ha de soportar el tirón de la carne que reclama con egoísmo el placer de la sexualidad, sin mirar a la disciplina con que Dios ha ordenado los fueros del cuerpo. Así, la pureza es una virtud que ha de alcanzarse con la gracia de Dios, y una particular lucha personal.

Sigue leyendo “Noveno mandamiento: No consentirás pensamientos ni deseos impuros”