Experiencia: Enseñar a aprender a aprender

16, febrero, 2013
Técnicas de estudio

   Una experiencia docente en Educación Secundaria vincula este objetivo con la adopción de una serie de estrategias de motivación Lee el resto de esta entrada »


Ante todo, creatividad

16, febrero, 2013
Técnicas de estudio

   Estamos educando a nuestros hijos para que puedan desarrollar todo su potencial dentro de ¿15/20 años? y, sin embargo, nadie tiene ni idea “de cómo se verá el mundo en 5 años”. Lee el resto de esta entrada »


Cómo mejorar el éxito escolar

14, noviembre, 2011


   Es un hecho constatable que el porcentaje de alumnos de la Educación Básica Obligatoria que no obtienen éxito escolar y abandonan prematuramente los estudios es elevado y preocupante, y que los programas de apoyo que se vienen aplicando para resolverlo no es la única ni mejor solución, al menos que se integren en el mismo proceso educativo como refuerzo, llevado a cabo por los mismos profesores. Se olvida que la naturaleza de la educación consiste en la formación de hábitos (intelectuales, morales, destrezas, habilidades, ideales, y valores) y que ésta precisa de unas determinadas condiciones y pautas a poner en práctica, en las distintas etapas de la Educación Básica Obligatoria, mediante el ejercicio, y el esfuerzo reiterado, para conseguir lo que Aristóteles llamaba segunda naturaleza, un actuar natural, eficiente y metódico. Lee el resto de esta entrada »

El estudio en diferentes edades

14, noviembre, 2011


   Una de las preocupaciones comunes de los padres es que sus hijos sean buenos estudiantes y terminen unos estudios universitarios o profesionales. Lee el resto de esta entrada »


Estimular el estudio

12, agosto, 2011
Estudiar

   Uno de los objetivos de los padres y profesores es que los chicos tengan éxito en sus estudios, pero ¿cómo hacerlo? Lee el resto de esta entrada »

Enseñar a estudiar

7, julio, 2011
Técnicas de estudio

   Los resultados escolares en los informes PISA suelen ser muy negativos y la causa no suele ser la falta de los estudiantes sino que no saben estudiar o no se esfuerzan y ponen voluntad en este trabajo, entre otras posibles causas.

   Igual que para ejercer una profesión hace falta desarrollar unas habilidades específicas, también para estudiar hace falta dominar unas técnicas generales de estudio que mejoren el rendimiento escolar y se aproveche el tiempo.

   ¿Qué hace un buen estudiante? En primer lugar, entiende lo que estudia, es decir, que practica la lectura comprensiva y se entera de lo que se dice en una lección. Algunos chicos no saben hacer problemas porque no entienden el planteamiento ni lo que se les pide. En toda lectura comprensiva es muy positivo hacer preguntas de comprensión, para captar las razones del texto y no solamente los datos.

   En segundo lugar, el buen estudiante capta la idea principal de cada párrafo o apartado y lo subraya con lápiz. Con esas ideas subrayadas podrá hacer un esquema, ordenando y relacionando los contenidos. El subrayado y el esquema facilitan la comprensión y la memorización de la lección. El estudiante eficaz sabrá expresar de forma sintética y ordenada las ideas del esquema.

   En último lugar, el estudio ha de ser activo y reflexivo. Trata de plantearse preguntas personales y hallar las respuestas. Además, el estudio será eficiente, es decir, que obtiene buenos rendimientos escolares, con relación al tiempo empleado.

   Por el contrario, el mal estudiante no sabe estudiar ni sigue ningún método establecido. Trata de aprender de forma memorística, repitiendo lo estudiado de modo literal y sin comprenderlo. Esto no le motiva sino que le produce frustración, al no encontrar ningún sentido ni valor a lo que estudia.

   Su forma de estudiar es pasiva, no hace lectura comprensiva, ni subraya, ni se plantea preguntas, ni consulta el diccionario, ni hace esquemas. Aunque dedique bastante tiempo, no obtiene rendimientos satisfactorios y suele terminar en frustración y fracaso escolar.

   Estas técnicas de estudio las pueden aprender los chicos de sus padres y ser un complemento positivo en la realización de los deberes escolares en casa. Y por supuesto, también se enseñan de forma sistemática en los colegios. Como en otros aspectos de la educación, también sobre los criterios de enseñar a estudiar es necesaria la colaboración entre padres y profesores.
   Arturo Ramo García
http://www.aplicaciones.info
————–
Otros temas relacionados:
Motivar y enseñar a estudiar
Estrategias de estudio y estudiantes de secundaria eficaces
Otros artículos sobre TÉCNICAS DE ESTUDIO
Vídeos de Ética social cristiana

Enviar a un amigo


La vida intelectual: pensar, leer, escribir

17, enero, 2011
Técnicas de estudio

   En el año 2004 el matemático colombiano Fernando Zalamea ganaba el premio internacional de ensayo Jovellanos, con una aguda reflexión sobre la cultura actual titulada Ariadna y Penélope. Redes y mixturas en el mundo contemporáneo. La primera parte de este título podría aplicarse también a estas páginas, pues ambas mujeres de la tradición clásica, ocupadas con hilos y telares, servirían para ilustrar tanto la común desorientación en nuestros días acerca de la vida intelectual como la fidelidad y paciente tenacidad que ese estilo de vida requiere. En esta dirección, me gusta comparar la vida intelectual al trabajo en uno de aquellos antiguos telares manuales que ya sólo pueden encontrarse en los museos etnográficos. Podría decirse que en el telar de la vida intelectual, la trama es el pensar, la urdimbre el leer y la escritura es el resultado de nuestro trabajo, el texto, pues —como ya advirtió Cicerón— «textus» viene de «tejer». Los textos, que son el mejor producto de la vida intelectual, son tejidos verbales, son los bordados elaborados con los hilos de la propia experiencia (pensar) y de la experiencia de los demás (leer). Lee el resto de esta entrada »